Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co miércoles, 24 de abril de 2013

En los últimos días, se ha desatado una polémica acerca de una posible “censura” a la parodia con el proyecto de Ley No. 001 de 2012 denominado “Limitaciones al Derecho de Autor”.

Se habla de un artículo en particular que según los críticos, se expresa de forma limitante contra este tipo de forma artística. Al respecto, Juan Fernando Córdoba, profesor de derecho de la Universidad de la Sabana, explicó que la iniciativa no restringiría la parodia, por el contrario, el proyecto plantea que cualquier persona pueda transformar una obra, siempre que no se confunda con la original.

No obstante, aclaró que se debería “ajustar” la definición que tiene el proyecto sobre el término parodia, (imitación jocosa que implica una burla o chanza) ya que es muy general. “Esta definición no debería aplicarse a las imitaciones, ya que la parodia se realiza con las obras artísticas y no con personajes”, explicó.

A quienes preocupa, y han desatado las críticas al proyecto son los periodistas de La Luciérnaga de Caracol Radio quienes han movido las redes sociales y han asegurado que este proyecto apunta a una censura. Sobre el particular, Córdoba explicó que en principio este programa radial no debería preocuparse ya que “parodia es la imitación burlesca de una obra seria y ellos no se están burlando de una obra sino de personajes”.

Por su parte, el abogado Julio José Orozco explicó que si de una iniciativa legislativa se trata, no pueden olvidar los congresistas que toda intención de desarrollar un derecho fundamental debe ser tramitada como Ley Estatutaria como lo ordena la constitución.

“Al parecer, este proyecto no tiene en cuenta esa consideración y cae en el defecto de dirigirse a situaciones muy particulares en vez de trazar unos derroteros generales”, agregó.

En medio de la controversia, a través de un comunicado, Augusto Posada, Juan Manuel Campo y Diego Naranjo, autores de la iniciativa, aseguraron que los argumentos expuestos en algunos medios para desvirtuar la viabilidad del proyecto de ley, están fundamentados “tal vez en una mala interpretación” y que se ha expuesto todo lo contrario de lo que se pretende con la iniciativa.

Sobre esta presunta limitación a la parodia, el comunicado del representante Augusto Posada enfatiza que luego de concertación con sectores académicos y ciudadanos, se acordó eliminar la definición de parodia para no restringir su carácter. “Con esto evitamos que se afecten quienes hacen parodia y que se les encasille en un solo tipo de acción”. Informó que la modificación está publicada en la Gaceta No. 48 de 2013. Así mismo, aclararon que “esta limitación es en favor de la parodia y de los que la hacen para que puedan convertirse en ejecutores legales de un derecho”.

En cuanto a la posibilidad de que se abra un espacio a la censura, el comunicado advierte que “no hay restricción a derecho fundamental alguno. Se crea una limitación al derecho de autor para que -permitiendo la parodia- no esté por encima del derecho a la libre expresión”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.