Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co Miércoles, 22 de agosto de 2012

Los ex trabajadores de la Productora de Hilados y Tejidos Única reclaman del Estado una indemnización de $3.400 millones, porque consideran les fueron mal saldadas sus acreencias laborales en el proceso de liquidación de la textilera de Manizales que ya ajusta más de 10 años.

El abogado que representa a 71 ex empleados que demandaron a la Superintendencia de Sociedades, Luis Eduardo Pineda, señaló que en el trámite de disolución de la sociedad se configuraron daños y perjuicios a los empleados porque no se les liquidó, según afirmó,  todo a lo que tenían derecho. “Recibieron una graduación y calificación de créditos como derechos laborales. La Supersociedades no cumplió sus funciones porque omitió verificar si hubo o no el cumplimiento del pago y aprobó una liquidación con un pago que nunca hubo. Por ello se ejerció una acción de grupo para obtener una indemnización por daños y perjuicios causados materiales y morales”, indicó.  

La demanda, que está en etapa probatoria, corre desde 2009 y hace unos días el Juzgado 29 Administrativo del Circuito de Bogotá le ordenó a la Supersociedades enviar documentos que demuestren el pago de todas las acreencias laborales.