Colprensa Miércoles, 18 de diciembre de 2013

La ministra de Cultura, Mariana Garcés, se refirió a los problemas legales que afrontan empresarios y algunas organizaciones de espectáculos por no contribuir con los parafiscales correspondientes, lo que desembocó una serie de demandas ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

Empresas reconocidas del sector, actualmente están siendo investigadas por evasión de impuestos, en cuantía de $10.000 y $30.000 millones. Las causas pueden ser omisas o inexactas, la primera de ellas cuando la entidad no reporta al Ministerio de Cultura las actividades y la siguiente porque sus reportes no coinciden con los entregados, por ejemplo por Sayco y Acinpro o los aplicados por la cartera y las municipalidades.

“Los operadores y empresarios deben reportar sus eventos al Ministerio de Cultura, que cobra 10% de la boletería como contribución parafiscal”, explicó Garcés. Este dinero es recaudado y devuelto finalmente al municipio que organizó el evento para su desarrollo en infraestructura, situación que no ha sido posible por estos supuestos casos de evasión.

La Ley del Espectáculo Público, tramitada y aprobada durante este Gobierno, les quitó “una carga tributaria muy importante” a los empresarios, con lo que se consiguió que artistas reconocidos finalmente visitaran Colombia. Anteriormente era muy difícil traer un grupo o un cantante de gran magnitud debido a los altos honorarios que estos manejaban y que los organizadores no alcanzaban a costear.

Adicionalmente, el asunto del IVA referente al alquiler de escenarios o equipos también se les retiró, pero así como se les dio muchos beneficios, también surgió una serie de seguimientos muy estrictos para verificar que la Ley se cumpliera a cabalidad. Es así como el Ministerio de Cultura descubrió este tipo de evasiones.