Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Expansión - Madrid sábado, 11 de abril de 2015

“En 2015, van a continuar las salidas a Bolsa”, auguró Íñigo Berricano, socio director de Linklaters en España y experto en derecho bancario y mercado de valores. Donde ve menos recorrido es en el debut bursátil de nuevas Socimis (sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria).

Aunque las perspectivas son buenas, reconoce que deberían flexibilizarse algunas plazas, como el Mercado Alternativo de Renta Fija (Marf), que las pequeñas y medianas compañías utilizan para financiarse a través de la emisión de bonos. “Es un mecanismo muy acertado, pero es necesario flexibilizarlo, porque no se puede exigir lo mismo a una gran compañía cotizada que a una pyme”.

Berricano considera que, con la crisis, las compañías se han acostumbrado a buscar nuevas vías para captar capital y que los nuevos productos financieros han llegado para quedarse. En su despacho, por ejemplo, fueron pioneros a la hora de diseñar la modalidad de bonos contingentes convertibles, conocidos como CoCos, que estrenó Bbva en España y que actualmente son muy habituales entre la banca.

Financiación
“Las compañías están descubriendo el mercado de valores como una fuente alternativa, y variopinta, de financiación”, considera el socio director de Linklaters. En su opinión, las empresas se han dado cuenta de que se trata de un escenario muy flexible, no sólo por la clase de productos que ofrece, sino también por el tipo de inversor, mucho más pasivo en su relación que la banca tradicional a la hora de prestar dinero.

Sin embargo, eso no quiere decir que las entidades financieras hayan perdido protagonismo. Más bien todo lo contrario, ya que, según Íñigo Berricano, están recuperando terreno, hasta el punto de “estar sustituyendo a los fondos oportunistas”, que habían desembarcado en el país aprovechando la falta de liquidez y financiación bancaria.

A este cambio de escenario ha contribuido también las reformas emprendidas por el Ejecutivo. “El legislador ha actuado de forma positiva”, en referencia a los cambios normativos en materia de reestructuraciones, al equiparar el sistema de homologación al de Reino Unido, expulsando así del mercado a los fondos oportunistas que intentaban forzar quitas en los concursos de acreedores. Por tanto, Berricano considera que “se están normalizando el tipo de operaciones” y el mercado de fusiones y adquisiciones se está recuperando a buen ritmo. Una señal positiva, según el socio director de Linklaters, es la vuelta de España a la agenda del capital riesgo internacional. Por ese motivo, el abogado explica que mercantil será una de las prácticas por las que más apostará el despacho en los próximos meses. Entre los planes, también figura reforzar otros departamentos, como financiero o procesal.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.