Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co martes, 21 de enero de 2014

Las dependencias de Ordenamiento Urbanístico y de la Secretaría de Gobierno de Cali se encuentran realizando un censo de cuantas vallas políticas ilegales hay, para proceder con el desmonte y las sanciones respectivas.

Los partidos deben tramitar el permiso en Planeación Municipal, en la Subdirección de Ordenamiento Urbanístico, pero hasta ahora solo uno ha tramitado el permiso, por lo que 99% de las vallas políticas en la ciudad son ilegales.

María Virginia Borrero, subdirectora de la dependencia manifestó que “hay una situación especial porque hay unas vallas que están en sitios permitidos y otras que no tienen permiso ni para publicidad política ni para ninguna otra”.

Al respecto, Pablo Uribe, abogado de la Asociación de Empresarios de Publicidad Exterior Visual de Cali (Asepev) dijo que las empresas del gremio a excepción de dos que están en proceso, tienen la totalidad de sus vallas en situación reglamentaria, según las exigencias de la Alcaldía, por lo que no se le está dando espacio en vallas ilegales a políticos.

Uribe fue enfático en asegurar que hay una empresa que puso vallas en sitios donde la Alcaldía ordenó quitarlas a las empresas de la asociación y en la gran mayoría de estas, hay publicidad de políticos y de la misma.

“No estoy al tanto de la reglamentación electoral, pero eso es un tema que tienen que manejar los partidos con la Alcaldía, pues nosotros creemos en la buena fe de los anunciantes y si la dependencia ve irregularidades debe de notificarnos y hasta esta hora no lo han hecho” afirmó el abogado.

El decreto N°4110200770 del 2 de diciembre, que reglamenta la publicidad política, dice que cada partido tiene derecho a 20 vallas en sitios reglamentarios.

Por otra parte, los ciudadanos han podido evidenciar que Cali está empezando a empapelarse con distintos afiches, los cuales son puestos en cualquier lugar y puntualmente Wilson Arias, candidato a la Cámara de Representantes, tiene propaganda pintada en postes y hasta en caños. Pareciera que la ley estuviera hecha para no cumplirse, dicen los entrevistados.

“Los pasacalles están prohibidos y estamos estudiando en qué sitios pueden ubicarse los afiches, ya que cuando se van a retirar se requiere incluso de hidrolavadoras y la Administración no está dispuesta a asumir ese gasto” aseguró Borrero.

La titular de la Subdirección de Ordenamiento Urbanístico dio a conocer también que se está estudiando la norma para regular la publicidad política en vehículos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.