Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Jueves, 19 de octubre de 2017

España es la nación con más aspirantes al tribunal

El Comité de Escogencia del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición reveló que 77 extranjeros se presentaron para ser seleccionados como Amicus Curiae (colaboradores) ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Del total, informó el Comité, 26 juristas se presentaron para ser colaboradores del Tribunal para la Paz, mientras que 51 restantes aspiran a las salas de Reconocimiento de Verdad, Responsabilidad y Determinación de los Hechos y Conductas; de Amnistías o Indultos, y de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP.

“Desde el 19 de septiembre y hasta el 3 de octubre, juristas de todo el mundo, realizaron su inscripción a través de la plataforma virtual del Comité. Las hojas de vida fueron revisadas, al igual que los documentos de soporte”, explicó el grupo en un comunicado de prensa.

De los aspirantes, la mayor parte es de España. En total se presentaron 18 juristas del país ibérico, de los cuales 11 quieren llegar al Tribunal para la Paz, y 7 para las salas de justicia. Además, también llegaron aspirantes de Perú, Venezuela, Chile, Ecuador, Uruguay, Argentina, Alemania, México, Costa Rica, Bolivia, Francia, Brasil, Suiza, Guatemala, Panamá, Países Bajos, Suecia, Italia, El Salvador y Japón.

Sobre los extranjeros, el Comité de Escogencia aclaró que entre el 4, 5 y 6 de diciembre se realizarán a las entrevistas a los integrantes de una lista corta definida por la entidad, y el 11 de diciembre se publicarán los seleccionados para colaboradores internacionales de la JEP.

Sin embargo, la participación extranjera no es bien recibida por todos. Juan Manuel Charry, exdecano de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, afirmó al respecto que “la negociación llevó a esa fórmula mixta desafortunada (…) es un error traer la normativa internacional al derecho interno porque no se debería neutralizar la acción de la Corte Penal Internacional”.