Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 28 de noviembre de 2013

La audiencia que estaba programada para este jueves, en la que se conocería la condena que tendrá que pagar el exsecretario de Salud de Bogotá, Héctor Zambrano, por el ‘Carrusel de la contratación’, quedó aplazada para el próximo 27 de enero de 2014.

Esto, debido a que los representantes de la Fiscalía General de la Nación no presentaron el documento que sustentaba todos los elementos materiales probatorios que fueron leídos durante la audiencia de acusación formal.

“El juzgado necesita los elementos materiales probatorios para respaldar la sentencia y es la Fiscalía que debe ponérselos a su disposición. Esa es la causa por la que no pueda proferirse la audiencia”, explicó Orlando Bernal, representante de las víctimas en este caso.

Cabe recordar que en la diligencia de acusación formal, el exsecretario de Salud aceptó los delitos de cohecho propio, celebración indebida de contratos y contratos sin cumplimiento de requisitos legales, por el escándalo conocido como ‘carrusel de la salud’.

“Acepto los cargos y la correspondiente acusación”, dijo Zambrano al considerarse culpable de los delitos y ser consciente de renunciar de forma voluntaria a la oportunidad de contar a un juicio público.

En dicha diligencia, Zambrano expresó que su determinación de considerarse culpable se debe a que desea “colaborar con la justicia” en el escándalo de la contratación.

Así las cosas, se espera que el exsecretario reciba una rebaja sustancial en su pena y se convertiría en otro testigo estrella de la Fiscalía, sin embargo permanecería en la cárcel La Picota de Bogotá donde se encuentra actualmente recluido.

Los hechos
La Fiscalía General de la Nación explicó que en su cargo como secretario de Salud, Héctor Zambrano suscribió el contrato 1229 con la Unión Temporal de Transporte Ambulatorio de Bogotá por $67.000 millones, en el cual hubo supuestamente, un beneficio del 9%.

Según lo establecido, el exsecretario recibió dineros del contrato que buscaba la consecución de ambulancias dotadas con equipos para atender a la población.

En dicho contrato, al parecer, se pusieron de acuerdo el expresidente del Concejo de Bogotá para la época, Hipólito Moreno Gutiérrez, y los contratistas Emilio Tapia y Julio Gómez.

En su momento el fiscal del caso también afirmó que Zambrano habría defraudado a la Administración Distrital en $17.500 millones y que posiblemente favoreció a la Unión Temporal sin que esta tuviera capacidad jurídica para contratar.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.