Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co sábado, 17 de noviembre de 2012

El inicio de la segunda fase de las negociaciones entre el Gobierno y las Farc, comienza con tensión y algunos desacuerdos entre las partes.

Por un lado, la guerrilla ha intensificados sus ataques en diferentes regiones del país, y por otro, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón y el presidente Juan Manuel Santos, han dado un ‘no’ rotundo a la posibilidad de realizar una ‘tregua navideña’.

Así mismo, el cambio de fecha del encuentro ha generado polémica en diversos sectores de la sociedad, por ejemplo, los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, Roy Barreras y Augusto Posada, respectivamente, reaccionaron con determinación.

“Si no hay seriedad, yo le recomiendo al Presidente que se levante de la mesa de negociación”, sentenció Posada y afirmó que ve con pesimismo el aplazamiento de las negociaciones.

Por su parte, Barreras expresó que que el Gobierno deberá tener firmeza para pararse de la mesa.

En cuanto a los constantes ataques de las Farc en el país, la directora del programa de Investigación sobre Conflicto Armado y Construcción de Paz de la Universidad de los Andes, Angelika Rettberg, aseguró que ningún diálogo empieza en paz y que es normal que se intensifiquen los ataques porque la guerrilla busca llegar pisando fuerte a la mesa.

“Los hostigamientos no han sido en todo el país, lo que quiere decir que la guerrilla no ha recobrado su capacidad estratégica, si es verdad que se han intensificado pero no lo han hecho de forma novedosa y sorprendente”, aclaró.

Diferentes posiciones
De otro lado, es claro que a lo largo de los encuentros se han establecido las posiciones de las diferentes partes. Expertos consultados por LR hacen un análisis de las distintas posturas que han mostrado el Gobierno y las Farc en el transcurso de las conversaciones. Las Farc hablan de poner sobre la mesa todos los problemas económicos y políticos del país, además, que el tema rural no se limitará únicamente a la agricultura sino que incluye el territorio, es decir el subsuelo, la industria petrolera y la minería.

Para Rettberg, las Farc van a insistir en su discurso político y “el hecho de que quieran discutir temas relacionados con el subsuelo, es que básicamente se han modernizado y están a tono con la agenda global, es un tema que no solo les preocupada a ellos sino a diferentes organizaciones. En general, me parece positivo porque es una manera en la cual están armando un repertorio político que les va a servir en el momento de que se logre hacer la transición de actor armado a actor político”, explicó.

Ante la posición de la guerrilla al decir que todos los tratados de libre comercio deben de ser revocados, enfatizó que es un tema que el Gobierno no va a permitir, “Colombia no va a echar atrás sus compromisos comerciales con varios países, pero pueden incidir para que se discuta la agenda de comercio exterior del país aunque no creo que el Gobierno permita incluirlo en la mesa”.

Por el lado de que el Gobierno ha dicho que las conversaciones se limitarán a los cinco puntos de la agenda (desarrollo rural, dejación de armas, víctimas, participación política y narcotráfico), hay diversas posiciones de los expertos.

Alfredo Rangel, experto en conflicto armado de la Universidad Sergio Arboleda, aseguró que es imposible que lleguen a un acuerdo sobre la agenda y que así será muy difícil tener claridad sobre los siguientes pasos. “No sé cómo pueden abordar el primer punto si no se han puesto de acuerdo con los siguientes, primero hay que acordar cuál es realmente la agenda. Pueden haber acordado algunos puntos técnicos pero no es suficiente”, agregó.

Por su parte, Frédéric Massé, codirector de Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales de la Universidad Externado de Colombia, explicó que el Gobierno se concentró en los puntos acordados y las Farc en el preámbulo. “En la negociación no todo está ‘cocinado’, es un proceso en el cual ninguna de las partes está dispuesta a firmar un acuerdo a cualquier precio, entonces, el objetivo es encontrar un precio aceptable para ambos. No es fácil y no hay garantía de que lo encuentren”, añadió.

Para Carlos Alfonso Velásquez Romero, profesor asociado de la Universidad de La Sabana y ex coronel de Ejército, las Farc no buscan cambiar la agenda sino los subtitulos de cada uno de los temas, no obstante, aclaró que será muy difícil lograr avances en el proceso porque la prioridad de la guerrilla es reposicionarse políticamente.

“Ellos van a realizar maniobras que si el Gobierno se descuida, dejarán el mensaje en la opinión pública que es el Estado y no ellos, los que no lograron un acuerdo de paz”, enfatizó y agregó que puede ser excesiva la prudencia que ha manejado el Gobierno sobre el tema.

De acuerdo con Humberto Suárez, profesor de derecho del Politécnico Grancolombiano, el tema agrario puede acercar a las partes. Agregó que el Gobierno de Santos ha desarrollado una agenda de restitución de tierras, acompañado de capacitación y créditos para los campesinos.

“Después de la experiencia de Agro Ingreso Seguro, el Estado se ha preocupado especialmente en que los recursos lleguen realmente a la población campesina. Hay puntos de crítica por parte de las Farc y de otros sectores sociales acerca de la calidad de las tierras que se están entregando, pero son ya ajustes que se pueden lograr con el avance las políticas actuales”, dijo. Explicó que la participación política es uno de los temas de mayor desconfianza porque mantiene presente el exterminio de la UP. Sin embargo hay experiencias positivas como el M-19 quienes han logrado consolidarse como una fuerza política influyente. “Para esto es importante la dejación total de la armas”, concluyó.

Las opiniones

Alfredo Rangel
Experto en conflicto U. Sergio Rrboelda

No se cómo pueden abordar el primer punto si no han acordado los siguientes, primero hay que concretar cuál es realmente la agenda. Pueden haber acordado algunos puntos técnicos pero no es suficiente.

Carlos Velásquez
Profesor asociado U. de la Sabana

Va a ser lento avanzar en este proceso. Las Farc tienen la prioridad de reposicionarse políticamente y van a realizar maniobras para hacer creer en caso dado, que el Gobierno no quiere lograr la paz.

Angelika Rettberg
Profesora U de los Andes

Las Farc van a insistir en su discurso político y en ese sentido, el hecho de que quieran discutir temas relacionados con el subsuelo y la minería, quiere decir que se han modernizado y están a tono con la agenda global.

Frédéric Massé
Profesor U. Externado

En la negociación no todo está ‘cocinado’, es un proceso en el cual ninguna de las partes está dispuesta a firmar un acuerdo a cualquier precio, entonces, el objetivo es encontrar un precio aceptable para ambos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.