Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

María Liliana Hernández Martes, 21 de febrero de 2012

Desde finales del año pasado se vienen presentado situaciones que afectan el transporte de crudo por oleoductos, gasoductos y poliductos

Tal es el caso de los atentados terroristas a la infraestructura del oleoducto Caño Limón- Coveñas; explosión del poliducto de Ecopetrol en Dos Quebradas, Risaralda, mayor vulnerabilidad de la infraestructura por ductos debido a los cambios climáticos que están afectando la estabilidad de los terrenos donde están construidos, lo que hace que los oleoductos y gasoductos presenten hoy más riesgos de daños y filtraciones que pueden afectar de manera directa a las poblaciones de sus áreas de influencia así como ambientales, y ha evidenciado que la producción vs la capacidad de transporte de crudo no está equilibrada.

Si bien es cierto, como algunos expertos en la materia han venido declarando en varias oportunidades, las inversiones en infraestructura petrolera se deben a los hallazgos de crudo, y no se invierte sino hasta que se tiene el crudo, y en especial Ecopetrol con sus socios operadores, decidieron construir el Oleoducto Bicentenario que está en desarrollo actualmente, línea para transportar crudos pesados desde los Llanos Orientales hasta Coveñas.

De acuerdo con un artículo de la revista Semana, el plan de inversiones es muy ambicioso y se estima que se invertirán alrededor de 5.000 millones de dólares por parte de Ecopetrol y sus asociados para ampliar la capacidad de transporte de 930.000 a 1.4 millones de barriles/día al 2015. Están en la mira el Oleoducto Bicentenario, la optimización del Oleoducto Ocensa, buscar plena capacidad de la red Caño Limón – Coveñas, ampliar el Oleoducto Transandino, la capacidad de los Puertos en Coveñas, y adicionar aproximadamente 1.800 kilómetros a la red existente.

El Oleoducto Bicentenario se encuentra actualmente en su primera etapa de construcción que conecta la Estación Araguaney en el Municipio de Monterrey, y la Estación Banadía, en Saravena, Departamento de Arauca, y la línea de conducción de hidrocarburos tendrá 42 pulgadas, de 960 kilómetros de longitud total, y con una capacidad del tubo entre 450.000 y 600.000 barriles por día, concebida no sólo para servirle a los yacimientos descubiertos sino también a los potenciales de producción. La inversión para el Oleoducto Bicentenario está estimada en US $ 4.200.000.000, estimándose tenerlo listo en su totalidad, es decir, desde Araguaney hasta Coveñas, en diciembre de 2014.

De otra parte, el Ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas manifestó que se revisará la vulnerabilidad de la infraestructura de transporte en el país, debido a que por las nuevas condiciones del clima los suelos donde se localizan los ductos han venido presentando cambios que pueden afectar su estabilidad y seguridad. Razón por la cual se debe intensificar el monitoreo a la infraestructura y para lo cual Ecopetrol ya anunció la destinación de unos recursos para fortalecer los planes de contingencia.

De acuerdo con un informe reciente del Consejo de las Américas en Colombia actualmente se dejan de producir 300.000 barriles por día de crudo, por falta de infraestructura adecuada de transporte.

El mejoramiento de la capacidad en la infraestructura de transporte por oleoductos, gasoductos y poliductos, acorde con la producción del crudo, permitirá que el impacto en las vías, el ambiente y en la comunidad vecina por el transporte en carrotanques seadisminuida, y se agilice su llegada a los puertos de exportación y de consumo.

Antecedentes
Desde finales del año pasado se vienen presentado situaciones que afectan el transporte de crudo por oleoductos, gasoductos y poliductos como han sido: los atentados terroristas a la infraestructura del oleoducto Caño Limón- Coveñas; explosión del poliducto de Ecopetrol en Dos Quebradas, Risaralda, mayor vulnerabilidad de la infraestructura por ductos.