Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Geraldine Romero - gromero@larepublica.com.co sábado, 9 de mayo de 2015

Las dos opositoras llevaron el caso a segunda instancia, cuando conocieron que Sánchez había logrado su objetivo en la primera oportunidad.

Fue así como presentaron al ente regulador una serie de sustentos para revocar la decisión.

Por su parte Induamercol peleaba por su marca  Sueño de Rey, la cual había sido registrada en mayo de  2014. Esta empresa alegaba que la fuerza conceptual de los dos signos recaía en el mismo término ‘sueño’, lo que agudizaba el riesgo de confusión en el público, teniendo en cuenta que distinguían productos de la misma clase 20 internacional de Niza.

Adicionalmente, aseguró que la intención del solicitante estaba disfrazada, al querer manejar el mismo concepto de la marca de su compañía, lo que provocaba pensar que pertenecían al mismo grupo empresarial.

Por otro lado, Industrias Ensueño, cuya sociedad tiene su sede en Bogotá al igual que Induamercol, argumentó a su favor que la Dirección De Signos Distintivos de la SIC había hecho un cotejo muy escaso entre los signos, al afirmar que la marca de Sánchez tenía elementos adicionales suficientes.

La  firma señaló  que la SIC olvidaba que lo que agregaba el lema solicitado podía ser considerado por el consumidor como una innovación  hecha al signo registrado, dado que reproducía en igual forma y en la misma posición a una marca que ya gozaba de registro previo.

En otra de las ideas expuestas, indicó que era pertinente recordar que se pretendía evitar la confusión tanto directa como indirecta, así las cosas Vive tu Sueño y Ensueño se asociarían con facilidad en la industrias de colchones y muebles.

Con estos  supuestos presentados por las partes  opositoras, la SIC determinó que la Dirección  debió indicar que ‘Sueño’, era una expresión usual en el mercado colombiano, ya que con esta los empresarios buscaban plasmar la idea en la mente del público de un producto que suplía la necesidad de dormir. Catalina Gómez, Asociada de Brigard & Castro, afirmó  que la SIC procedió correctamente al declarar las oposiciones infundadas y conceder el registro de la marca solicitada, Vive tu Sueño. “Si bien los signos comparten la palabra ‘Sueño’, este término no es de apropiación exclusiva pues su uso se ha generalizado entre los comerciantes de la clase 20”.

La entidad dijo que al centrarse en los aspectos adicionales que componían a cada signo, encontraba diferencias a la hora de ser escritos y pronunciados, razón que permitía deducir que podían coexistir pacíficamente en el mercado.

En el estudio entre Ensueño y Vive tu Sueño, la Superindustria  manifestó que solo compartían una secuencia de letras correspondiente al vocablo sueño.

En la situación entre Vive tu Sueño y Sueño de Rey, la  SIC aclaró que tener palabras diferentes en su conjunto  permitía la distinción exigida por la autoridad.

Finalmente Induamercol que  tiene otra planta en Cartagena y Ensueño que posee una sucursal en Bucaramanga tuvieron que aceptar la concesión del signo.

Las opiniones

Catalina Gómez
Asociada de Brigard & Castro

“Si bien los signos comparten la palabra ‘sueño’, este término no es de apropiación exclusiva, pues su uso se ha generalizado entre los comerciantes de la clase 20. Además es evidente que el signo solicitado contiene elementos adicionales”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.