Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Simón Granja - sgranja@larepublica.com.co Martes, 30 de septiembre de 2014

El nombre Ernest Hemingway solo reconocerá al importante escritor y periodista norteamericano del siglo XX famoso por obras como El viejo y el mar, París es una Fiesta y Por quien doblan las campanas, sino también pisos de madera.

Esto, después que Hemingway Ltda, mejor conocida como Ernest Hemingway Collection, solicitara ante la Superintendencia de Industria y Comercio el nombre del escritor para distinguir este tipo de productos y que después de dos batallas legales fue concedida.

El abogado especialista en propiedad industrial de la firma Wolf & Méndez Jesús Méndez explicó la razón por la cual la Dirección negó en primera instancia.

Destacó que Comunidad Andina en la que se estableció, por medio del literal E de la decisión 486, que no se puede registrar una marca que afecte la identidad o el prestigio de personas jurídicas con o sin fines lucrativos, “a menos que se tenga el consentimiento de esta o, si falleció, el de sus herederos”.

En esta instancia, Hemingway no presentó la aprobación de los hijos del escritor y por tal motivo encontró la negativa por parte del ente, agregó.

La empresa solicitante, busca ser la colección que representa el estilo de vida, la personalidad y el entusiasmo por la aventura bajo el nombre de uno de los más célebres maestros de la literatura de Estados Unidos.

Comercializa diferentes productos entre los cuales destacan muebles y decoraciones para el hogar, que incluye pisos de madera; gafas y lentes; una edición especial de ron llamado Papa’s Pilar; y, hoteles y resorts.

La notoriedad de una celebridad fallecida, como en el caso de Ernest Hemingway, puede servir de base para construir una marca distintiva de productos y servicios, pero la Superintendencia hace bien al exigir documentos que prueben que la compañía está autorizada para solicitar su registro, explicó Eduardo Varela de la firma Cavelier Abogados.

“Si no fuera así, nombres como Marilyn Monroe, Elvis Presley y Michael Jackson caerían en manos de usurpadores en perjuicio de los legítimos herederos”, sostuvo el experto.

En este caso, los hijos del escritor, Patrick, Jack y Gregory Hemingway aparecen como socios de Hemingway Ltd., y una vez la Dirección tomó la decisión, por medio de su abogado apoderado de la marca en Colombia, apelaron y presentaron una carta escrita por Patrick, quien es el segundo hijo de Ernest, y el primogénito de su segunda esposa Pauline Pfeiffer, en la cual se autorizaba a la solicitante utilizar el nombre de su padre para distinguir pisos de madera.

“Los únicos que pueden autorizar el registro de un famoso fallecido como marca son sus herederos o licenciatarios autorizados. Lo recomendable es probar que se tiene la autorización o que se es el legítimo heredero al momento de presentar la solicitud de registro de la marca”, afirmó Varela.

Méndez dijo que “el solicitante aprovechó la oportunidad y apeló, pero esta vez remedió el error cometido en la primera instancia y presentó los documentos que demostraban que sí puede usar la marca”.

El superintendente delegado para la Propiedad Industrial, José Luis Londoño, revocó la decisión tomada en primera instancia y permitió el registro de la marca Ernest Hemingway.

“La SIC resolvió conforme a derecho en ambas instancias”, concluyó Méndez.

La opinión

Eduardo varela
Abogado de propiedad industrial de Cavelier ABogados

“La notoriedad de una celebridad, como en el caso de Hemingway, puede servir de base para construir una marca de productos, pero la SIC hace bien al exigir documentos que prueben que el la empresa está autorizada para solicitar su registro”.