Expansión

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Diario Expansión - Madrid viernes, 29 de enero de 2021

La Comisión Europea ha hecho público el acuerdo con AstraZeneca, pero ¿ha hecho bien al publicar el documento parcialmente censurado?

La semana pasada, la farmacéutica británica AstraZeneca advirtió a la Unión Europea de que, por razones de producción en su planta belga, el envío de vacunas previsto para el primer trimestre iba a caer drásticamente. En cifras, la compañía especificó que de los 80 millones de dosis programadas sólo podría hacer llegar a 31 millones, lo que representa un 60% menos... y eso mientras ampliaba el envío de viales a Reino Unido.

El laboratorio, sin embargo, ha alegado que lo que firmaron fue un acuerdo de best effort, es decir, que la británica iba a realizar el máximo esfuerzo, pero, supuestamente, no se habría comprometido a entregar un número específico de dosis, algo en lo que la Comisión difiere.

Tras una larga semana de enfrentamientos y declaraciones que han ido subiendo de tono -el Ejecutivo europeo ha llegado a insinuar sospechas sobre la posibilidad de que AstraZeneca hubiese vendido parte de su producción a países terceros-, la Comisión ha decidido hacer público el contrato con la farmacéutica para dejar patente que la empresa británica se había comprometido a cubrir un número específico de dosis y que un fallo en su planta belga no podía impedir el cumplimiento de contrato, puesto que AstraZeneca cuenta con otras tres plantas más (dos en suelo británico y otra en Alemania).

Sin embargo, el alarde de transparencia de la Comisión ha logrado el efecto contrario, puesto que éste ha aparecido parcialmente censurado, ocultando cuestiones esenciales del mismo, como el precio pagado o el calendario trimestral de entregas.

Según han explicado desde la Comisión, el acuerdo se ha hecho público tras recibir el visto bueno de la farmacéutica y se han censurado ciertas partes por ser información confidencial (como los detalles de las facturas) o por razones de seguridad. De hecho, el portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, ha asegurado que es "legítimo" que la empresa exija ocultar determinadas cuestiones comerciales por "secreto profesional".

Ante esta publicación parcialmente del contrato surgen diferentes dudas.

¿Las normas de transparencia no deberían obligar a la Comisión a publicar el acuerdo en su totalidad?

"Tanto los actos de las instituciones europeas como aquellos de la administración pública española están sujetos a obligaciones de transparencia que, en principio, otorgan el derecho a cualquier ciudadano a acceder a dichos documentos", explica Gemma Colomer, asociada sénior del departamento Life Sciences de Fieldfisher Jausas.

"No obstante, y como parece entendible, estos regímenes de transparencia tienen varias excepciones que limitan ese derecho de acceso, siendo una de ellas el posible perjuicio que dicha publicación pueda tener para la protección de los intereses comerciales de personas físicas y jurídicas", prosigue la letrada, para añadir que, "en el caso de los contratos de compra avanzada de vacunas, esta ha sido la excepción alegada por la Comisión para denegar el acceso a estos contratos".

¿Por qué la Comisión ha censurado parte del contrato?

"Probablemente AstraZeneca no haya dado su consentimiento para que se publiquen ciertos datos, ya que, según el contrato publicado, esta información debe permanecer confidencial y sólo puede publicarse con el consentimiento de las partes", afirma Colomer.

¿Es habitual incluir cláusulas en los acuerdos para proteger ciertas informaciones?

Según destaca la experta del departamento de Life Sciences de Fieldfisher Jausas, "este tipo de contratos suelen incluir una cláusula de confidencialidad que limita su publicación y, de hecho, el propio contrato de compra avanzada de vacunas firmado entre la Comisión Europea y AstraZeneca incluye una a dicho efecto". La letrada concluye diciendo que la farmacéutica ha dado finalmente su consentimiento para publicar el contrato, aunque ha solicitado la eliminación parcial de cierta información del mismo.

¿Qué otras armas legales podría usar la Comisión Europea para forzar el cumplimiento de contrato por parte de AstraZeneca?

"Por el momento, la Unión Europea está solicitando explicaciones a la compañía y en el caso de infringir el acuerdo podrá exigir de forma forzada su cumplimiento aplicando las medidas que se prevean en el mismo contrato en caso de incumplimiento", concluye Gemma Colomer.

Lea la nota original aquí.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.