23 de julio de 2024
Suscribirse


23 de julio de 2024
Suscribirse
Actualidad

“Estoy dispuesta a reunirme con el Presidente, pero no para hacer alianzas”

04 de febrero de 2014

Germán Corcho Tróchez


Canal de noticias de Asuntos Legales

El resultado de la última convención conservadora fue la elección de Marta Lucía Ramírez como candidata presidencial del partido. Su elección causó que abandonaran el evento 19 congresistas y sus delegaciones, todos promotores del apoyo a la reelección del jefe de Estado, Juan Manuel Santos.

En entrevista con LR, Ramírez afirma que el suyo es un triunfo contra “las maquinarias dentro del partido”. Las mismas que, según ella, abandonaron en su momento la carrera presidencial de Noemí Sanín. “Era una mujer con límites de ética. Yo tengo los mismos y, eventualmente, también corro el riesgo de que me abandonen los caciques”.

Usted habla de coherencia, pero la imagen de la última convención, es que dentro del partido no la hay...
Al contrario, para mí el partido son las bases. No podemos seguir creyendo que los que cuentan son los parlamentarios. Yo respeto a varios, porque he visto un trabajo coherente de principios y valores. Pero lo que veíamos era el espectáculo grotesco de unos congresistas que habían tenido el abuso de buscar que las bases tuvieran que apoyar la reelección, a pesar de que no querían. Parodiando al senador Roberto Gerlein, es asqueroso pretender que los jefes impongan a las bases una decisión amoral, porque era acabar con el partido, entregarlo indefinidamente al Presidente de turno.

Si usted respeta a los parlamentarios que respetan las bases del partido, ¿a los otros no?
Se trata de que cada quien tiene una manera de ver la política. Yo la respeto y valoro, solamente, en la medida que sea en función de servir al país. La política en función de beneficiarse a sí mismo, su familia, cercanos o sus clientelas, no.

¿Qué pasará con los parlamentarios azules que apoyan al actual presidente candidato?
Están en desacato a la decisión del partido. Y lo mínimo es que pueden estar incursos en una doble militancia.

¿Hay denuncias o investigaciones por doble militancia?
No conozco. Los órganos internos del partido tienen su propio funcionamiento. Sí sé que en las bases militantes hay molestia con un grupo de congresistas.

¿Y los ministros conservadores que integran el Gobierno?
A los ministros no podemos, yo personalmente, pedirles que estén en esta campaña, si saben que ha habido críticas a su desempeño en este Gobierno. Pero sí creo que lo coherente es que, cuando el partido decide que va a competir con el presidente, los que hacen parte y tienen determinada función, estén acá.

¿Usted está dispuesta a reunirse con el Presidente?
Como Presidente, siempre. Para buscar alianzas y entregar el Partido Conservador, no.

¿Con quién haría coaliciones?
Con nadie. Estamos luchando por una candidatura que llegue hasta la primera vuelta.

Hay quienes creen que como exministra del gobierno de Álvaro Uribe, está condicionada al Centro Democrático...
Me parece una falta de respeto. No se pueden olvidar que tomé la decisión autónoma de estar en contra de una tercera reelección de Uribe, a pesar de haber sido su Ministra de Defensa y ser senadora en el Partido de La U, del que me retiré porque no estaba de acuerdo con ello. La diferencia es que no soy una renegada, siempre tendré respeto y gratitud con Uribe. Pero políticamente represento una cosa distinta. No estoy en la política para atenderle órdenes a nadie. El Partido Conservador no está a la venta. Ese grupo de personas que quieren tenerlo arrodillado en la Casa de Nariño, han omitido su compromiso de fortalecerlo.

¿Está de acuerdo con anular la reelección, incluso siendo usted Presidente?
Con mayor razón. Las instituciones necesitan mucha más madurez. Estamos viendo como el poder presidencial es tan grande, que excluye otras posibilidades de lo que realmente necesitaría el debate. La pauta que se está utilizando para una reelección no tiene precedentes. Como dice el doctor Gerlein, asqueroso. Y para mí sí es asquerosa esa política del todo se vale, todo se justifica. Por la reelección se están gastando billones de pesos en publicidad que deberían estar invirtiendo.

¿Y en los entes descentralizados como la Fiscalía, Procuraduría o Contraloría?
También. Debemos promover más instituciones fuertes, que no dependan de una persona.

¿Hay algo que aprender de la experiencia de Noemí Sanín y el Partido Conservador, que pudo ser la primera presidenta colombiana y no fue?
La doctora Noemí Sanín es una mujer muy valiosa, que abrió caminos para las mujeres en la política. Me precio de ser su amiga. Compartí muy de cerca no solo las ilusiones, sino la frustración de ver cómo te abandonan cuando no se está dispuesta a hacer cualquier cosa. Era una mujer con límites de ética y la ley. Yo tengo los mismos. Y eventualmente también corro el riesgo de que me abandonen los caciques, pero en el pueblo estoy segura que mi discurso hoy cala bien.

¿Acabaría los diálogos en La Habana o impondría un plazo?
La paz es un imperativo ético y un derecho de todos los colombianos. Es que nos han manipulado con que la agenda de paz del presidente Santos justifica las deficiencias de su Gobierno. Y es que la paz es el resultado de un Estado que nos garantiza todo, no el punto de partida. El Presidente cometió un error: sentarse cuatro años a conversar, casi dos a negociar y nunca poner plazos ni condiciones. Si yo soy presidenta y ya acabaron las conversaciones, abro los textos y los someto al debate público.

¿Es consciente de que el próximo Gobierno afrontará la libertad de los ex paramilitares?
Es cierto. Nos toca hacer un esfuerzo para que el Gobierno sea eficaz en hacer un acompañamiento a estas personas. La pregunta es qué tipo de individuos le van a devolver a la sociedad, si este es un Gobierno que jamás priorizó la justicia, una buena política criminal, ni carcelaria y penitenciaria como lo vimos la semana pasada en Barranquilla.

Pero esas políticas no son un problema de cuatro años, sino una falta de continuidad.
Tiene razón, pero lo que no se puede decir es que llegué, encontré esto así y después de cuatro años no fui capaz de hacer nada. Un Gobierno que no ha sido capaz de presentar en cuatro años una reforma estructural de la justicia, no merece la confianza de los colombianos.

¿Quiere publicar su edicto en línea?

Solo envíe su Edicto o Aviso de Ley, y recibirá la información para su publicación
Comprar ahora
Contáctenos vía WhatsApp

ÚLTIMA EDICIÓN IMPRESA