Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Angélica Benavides viernes, 19 de julio de 2019

El Consejo Nacional de Estupefacientes tendrá que cumplir con las condiciones de la sentencia de 2017, para garantizar que las aspersiones no afectan la salud de los colombianos y reanudarlas como método de erradicación de cultivos ilícitos

Con la suspensión unánime de la aspersión aérea de glifosato para combatir los cultivos ilícitos, la Corte Constitucional le reiteró varios compromisos al Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE). Uno de ellos es tomar la decisión final sobre este método de erradicación.

Con ponencia del magistrado Alberto Rojas, que mantuvo su posición sobre este tema, la Corte Constitucional le envió el mensaje al CNE para que decida si mantiene la suspensión de la aspersión con glifosato, siempre y cuando cumpla las condiciones ambientales y de salubridad exigidas desde 2017.

Pero para hacerlo, tendrá que tener en cuenta la estrategia de erradicación de cultivos ilícitos que tiene el país y los estudios científicos sobre los efectos que este método tiene para el medio ambiente y para la salud de las personas que están en la zona de influencia de las aspersiones.

Sin embargo, estos estudios no tendrán que tener resultados absolutamente concluyentes sobre los efectos del glifosato.

El CNE también tendrá que tener en cuenta las consultas previas que debe aplicar con las comunidades indígenas de Nóvita, Chocó, tal como se le había ordenado en una sentencia de 2017.

La entidad estará supervisada en esta y las demás actividades que adelante en cumplimiento de dicha sentencia por la Procuraduría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo.

Mientras tanto, el Gobierno tendrá que seguir esperando para saber si puede o no reanudar las fumigaciones aéreas y el glifosato seguirá usándose con concentraciones diferentes para los cultivos en el país, de donde provienen 95% de las ventas de este químico para Bayer en Colombia.

Según la empresa, 40% de los herbicidas contienen este químico que es altamente efectivo para controlar la maleza en los cultivos y que, por lo menos según estudios realizados en Estados Unidos, es seguro para su uso pues no produce cáncer.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.