Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Expansión - Madrid sábado, 27 de junio de 2015

El documento, que se presenta como una hoja de ruta para legisladores, usuarios e industria que hace uso de estas aeronaves, apunta que ante la progresiva integración de los drones en el espacio aéreo civil es necesario impulsar una serie de mejoras normativas para asegurar el respeto de la privacidad individual, las libertades civiles, así como la protección de datos. “Tanto Francia como Reino Unido han empezado a desarrollar leyes específicas sobre drones. Ante la posible disparidad de legislaciones que podrían surgir, parece que el GT29 ha decidido dar el paso para plantar una base legislativa sobre este asunto”, aseguró Cristina Sirera, abogada del área de protección de datos de Elzaburu.

“Sin embargo, esto sólo es un primer paso, una buena base para empezar a fijar los límites de los drones”, añadió.

Entre los aspectos más relevantes, el GT29 advirtió del riesgo que puede suponer el uso de drones equipados de sensores para la protección de datos de los ciudadanos, ya sea por la captación de imágenes, sonido, datos de geolocalización de una persona identificable o por el procesamiento de cualquiera de estos datos.

“La cantidad de datos que se pueden captar con estas aeronaves es ingente y, por esa razón, el GT29 exige a las autoridades nacionales y a las empresas que hagan uso de drones que realicen un tratamiento de datos justo, necesario y proporcional, y que cumplan los principios de transparencia”, dijo Pablo Fernández Burgueño, abogado de Abanlex Abogados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.