Colprensa Martes, 2 de septiembre de 2014

“Considero que las investigaciones que cursan en la Fiscalía General de la Nación, carecen del respeto a mi derecho de defensa, debido proceso, presunción de inocencia y derecho de contradicción y están viciadas por completo de objetividad e imparcialidad”, afirmó Morelli Rico, a través de una carta pública enviada desde Roma (Italia).

“Consideré conveniente salir del país, a lo sumo hasta tanto considere que realmente se está dando respeto a mis garantías procesales y a mis derechos fundamentales y a los de mi hijo menor de edad”, añadió la exfuncionaria.

Con este hecho, se aplazaría la audiencia de imputación de cargos contra la excontralora, que estaba programada para este jueves 4 de septiembre, en donde la Fiscalía le imputaría los delitos de peculado y contratos sin cumplimiento de los requisitos legales.

En la misiva, la excotralora defendió las decisiones que tomó en torno al arrendamiento del edificio Gran Estación II, donde actualmente funciona la Contraloría, y reiteró que la antigua sede no contaba con las condiciones requeridas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para operar.

Morelli también reiteró sus señalamientos hacia el Fiscal General, Eduardo Montealegre, a quien le acusa de montarle un “carrusel de delitos”, y una persecución originada por los procesos que adelantó como contralora el caso de la EPS Salucoop.

Finalmente, la exfuncionaria aseguró que con su decisión de salir del país “no es mi intención evadir la justicia. Considero que el proceso penal sigue su curso, por lo que se espera que la Defensoría designe un apoderado de oficio, como quiera que quien había fungido como apoderado de confianza de la suscrita, ha renunciado a mi defensa e informado a la Fiscalía General de la Nación de mi salida del país”.

Morelli habría salido del país desde el pasado miércoles y, según pudo establecer Colprensa por el momento no tiene intención ni fecha estimada de cuándo regresaría.