Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Valentina Acosta Fonseca

martes, 26 de enero de 2021

Sobre su relación con el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, señaló que nunca lo presentó ni apoyo para ningún cargo

José Leonidas Bustos, exmagistrado y expresidente de la Corte Suprema Justicia, quien lleva dos años fuera del país, reapareció este martes en el juicio que se adelanta en contra del también exmagistrado Francisco Ricaurte por el denominado 'Cartel de la Toga'. Según la Fiscalía, entre 2013 y 2017, Ricaurte habría cobrado por torcer procesos a favor de los exsenadores Musa Besaile y Álvaro Ashton.

Bustos, negó nuevamente haber recibido alguna solicitud proveniente de Gustavo Malo, señalado de haber hecho parte del denominado 'Cartel de la Toga', añadiendo que nunca se le solicitó información, ni intervino en ninguna situación de su despacho.

Sobre su relación con el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, señaló que nunca lo presentó para ningún proceso ni lo apoyó para una aspiración de cargo público o privado. “Mucho menos para que atendiera casos y no sabía que él tenía algún caso en la Corte”.

Aclaró además, como lo hizo en 2017 que la relación con Moreno fue académica y que de ninguna forma este llegó a su cargo por alguna relación personal.

“Ningún magistrado ejercía alguna influencia intelectual respecto de nadie, allí todas las personas que conformábamos la sala teníamos una experiencia bien como docentes, abogados, jueces, todos tenían experiencia y formación jurídica y cualquiera era capaz de debatir cualquier tema con propiedad y solvencia”, puntualizó.

En diciembre de 2020 y tras haber cumplido su condena en Estados Unidos, el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno, condenado por el llamado 'Cartel de la Toga', volvió a Colombia para saldar sus deudas con la justicia nacional. tras

Cabe recordar que tras un acuerdo de colaboración con las autoridades norteamericanas, Moreno aceptó su responsabilidad por conspiración para lavar dinero, por lo que una Corte Federal del Sur de la Florida le impuso una condena de 48 meses de prisión. De esa condena se le descontaron los meses que pagó de cárcel en Colombia, es decir, 19.

La extradición del exfuncionario público se dio gracias a una operación que realizó la DEA junto al exgobernador Alejandro Lyons, quien le pidió a Moreno que desviara la investigación por el llamado 'cartel de la hemofilia' y recursos de regalías que se adelantaba en su contra. Allí el exfiscal recibió US$10.000 como parte de pago de un soborno para entregarle a Lyons información valiosa que le sirviera en su defensa.

En Colombia, en cambio, tiene una condena de cuatro años y 10 meses, luego de que aportara a las autoridades nacionales información sobre magistrados, congresistas, fiscales y altos funcionarios involucrados en los casos de corrupción.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.