Archivo

Jairo Soto Hernández - jsoto@larepublica.com.co Martes, 6 de septiembre de 2016

Carlos Urrutia, socio senior de la firma Brigard & Urrutia, señaló que las “facultades de Derecho tienen que pensar el rol que deben cumplir con la actualidad del país”.

A su turno, Borja Martínez, socio de Pérez + Partners, dijo que cada vez más “los jóvenes abogados que se preparan ya se les exige además del conocimiento técnico, una serie de competencias en conocimiento de gestión de equipos, desarrollo de negocios, comunicación”.

Álvaro Mendoza, exdecano de la Facultad de derecho y ciencias políticas de la Universidad de la Sabana, dijo que más allá de la formación académica debe existir todo un lineamiento cercano a la ética. “En el país hay muchas facultades de derecho que producen profesionales que salen al ejercicio con formación adecuada, pero detrás de esa formación nunca ha habido una preocupación ética sobre en qué consiste la profesión de abogado”, dijo.

Mendoza, en su intervención en el panel, dijo que hay una gran responsabilidad porque la profesión “no tiene buena fama y que esa carencia de fama está bien ganada”.

Borja Martínez por su parte se mostró convencido que “para llegar a la institucionalización se exige una profesionalización (…) permite retener el talento y dar trayectoria a los abogados”.

Bernardo Cárdenas, socio de Dentons Cárdenas & Cárdenas, aseguró que “Colombia es el mercado donde han llegado más firmas internacionales”, y dijo que el mercado legal va a ser mundial “no de cuatro o cinco firmas, pero será mundial. Cada vez la industria extranjera buscará asesorías en países donde se realizan los negocios”.