Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co miércoles, 10 de junio de 2015

La razón es que Isagen ya pagó los $41.602 millones y los US$11,4 millones, resultado del laudo arbitral que concluyó en julio de 2010. Las pretensiones eran de $91.240 millones, más US$40 millones. Así lo confirmó Luis De Brigard, vocero del consorcio conformado por Norberto Odebrecht, Alstom Brasil Ltda y Kvaerner Energy A.S., y socio actual de la firma De Brigard & Morales Abogados.

El pago fue realizado en julio de 2013 y, de acuerdo con De Brigard, desde que inició el proceso, Isagen constituyó un fondo de reserva dentro de su balance de pérdidas y ganancias PyG para el día que le tocara asumir el pago. Esto significa que la valorización que se hizo con el fin de vender la compañía por $4,5 billones ya incluía esta responsabilidad.

De acuerdo con el laudo, Isagen tenía que pagar a: Constructora Norberto Odebrecht ($32.500 millones más US$5,7 millones), Alstom Brasil Ltda. ($3.755 millones más US$2,9 millones) y Kvaerner Energy AS ($2.527 millones más US$2,3 millones). Adicional, debía cancelar a todo el consorcio US$465.000 equivalente a las costas.

El abogado constitucionalista, Luis Frediur Tovar, aseguró que es posible que el fallo que se va a proferir por parte de la Corte Constitucional pueda cambiar el rumbo del proceso y en caso tal que la decisión sea contraria existe la posibilidad de que Isagen reciba los recursos que ya pagó con anterioridad o se confirmen las decisiones tomadas en instancias anteriores.

La historia del proceso
Hace 20 años cuando en 1995 la Sociedad Hidroeléctrica La Miel suscribió el contrato MI- 100 con el Consorcio Miel. A finales de 1997 Hidroeléctrica La Miel cedió su posición contractual a la Fiduciaria Anglo, que a su vez en junio de 2004 cedió su posición a Isagen.

El Consorcio Miel también se reestructuró. De estar conformado por cinco firmas quedó solo con tres: Constructora Norberto Odebrecht, Alstom Brasil Ltda y Kvaerner Energy A.S. Las obras tenían que entregarse en 1.642 días luego del inicio de su ejecución, la cual se emitió el 24 de diciembre de 1997. Sin embargo, se amplió el plazo en 109 días más y la entrega se realizó en primero de diciembre de 2002.

Incumplimientos, paralización de obras y actividades, perturbación generalizada de productividad y mayor permanencia de recursos, son algunas de las ocho acusaciones del Consorcio a Isagen durante el contrato de construcción de la Hidroeléctrica.

Pese a ello, Isagen se defendió alegando  incumplimiento de obligaciones como entrega del sistema de control de telecomunicaciones y de la central de operación. Una pelea jurídica que incluyó conclusiones de las secciones Tercera y Cuarta del Consejo de Estado y esta revisión en la Corte Constitucional.

Paradójicamente y aunque se ha dado un largo proceso en los estrados, que incluye 163 reclamos que soportan los perjuicios y sobrecostos que tuvo que asumir el Consorcio, en un comunicado de Isagen publicado el 13 de febrero de 2003 se informó que mientras el presupuesto inicial del proyecto fue de US$686 millones, el costo real fue de US$600,5 millones, es decir, que se logró una reducción superior a US$80 millones.

Las opiniones

Luis Frediur Tovar
Abogado Constitucionalista

“Es posible que el fallo que va a proferir la Corte cambie el rumbo del proceso y en caso tal de que la decisión sea contraria existe la posibilidad de que Isagen reciba los recursos que ya pagó con anterioridad”.

Luis de Brigard
Abogado Apoderado del consorcio La Miel
“La tutela que está revisando el alto tribunal no tiene nada que ver con el proceso de venta de Isagen, la compañía no va a tener ninguna afectación como consecuencia del fallo porque ya pagó el monto”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.