Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Valentina Acosta Fonseca martes, 9 de febrero de 2021

Las dinámicas a tener en cuenta son la pandemia y las medidas para contenerla, y además, la persistencia del homicidio en regiones.

Según un informe de Fundación Ideas para la Paz (FIP), la pandemia, la persistencia de homicidios en las regiones, la fragmentación de los grupos armados, entre otros , serán las dinámicas que marcarán la violencia organizada en 2021.

Juan Carlos Garzón Vergara, autor del informe, explicó que la primera dinámica se refiere a los efectos que la pandemia puede traer en la población, porque aunque las vacunas llegarán a lo largo de 2021, sus efectos solo se verán cuando sea inmunizada la gran mayoría, por lo que las medidas restrictivas continuarán y la duda que surge es “si el impacto en la reducción de los homicidios persistirá o si comenzaremos a ver el coletazo de las restricciones”, que aumentaría la creciente desigualdad, el descontento social y la pobreza, que ha generado esta atípica situación.

Segundo, el aumento de los homicidios en las regiones donde se ha incrementado la violencia es la dinámica que también marcará este año, debido a que estará focalizada.

El siguiente punto a tener en cuenta es la ya conocida fragmentación de los grupos armados ilegales, aunque Garzón aclaró que “en todo caso estas transformaciones se darán en el orden local y difícilmente emergerá una organización armada con una dimensión nacional”.

Por otra parte, la tensa relación y los cuestionamientos a la fuerza pública no solo se ven reflejados en las ciudades, sino en las zonas rurales, por lo que, según el informe, el aumento de la presencia de la Fuerza Pública en el Catatumbo, Bajo Cauca y el departamento de Nariño, no se ha traducido en una mejoría significativa de las condiciones de seguridad.

“La corrupción es un problema serio, raramente denunciado, pero frecuentemente señalado en las zonas con una alta injerencia de las economías ilegales. Las tensiones son latentes, allí donde la Fuerza Pública termina cargando con todo el peso de la presencia estatal, por lo que, bajo una postura defensiva y refugiados en la narrativa de las manzanas podridas, no hay señales de que esto cambie en 2021”, indica el informe.

El narcotráfico, y la difícil transición de la guerra a la paz que se hace más compleja en los territorios, son las otras tendencias que marcaran este año en términos de política de seguridad según el informe presentado por la FIP.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.