Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Stephanny Pérez - sperez@larepublica.com.co sábado, 12 de mayo de 2012

Una vez anunciado el plan de supervisión en hospitales, por parte de la Fiscalía General de la Nación, el ente de investigación inició su rigurosa tarea en el Hospital Meissen, en la cual se denunciaron en repetidas ocasiones irregularidades en el manejo de su presupuesto.

El allanamiento por parte del CTI, en las instalaciones de esta entidad de salud fue producto de una órden que emitió el fiscal anticorrupción de Bogotá, quien solicitó revisar todo el material relacionado con la contratación y contabilidad al igual que revisar todos los computadores del área que retiraron del establecimiento.

La preocupación de la Fiscalía, radica en que el déficit del Hospital es el más alto de la red de servicios públicos de salud en el distrito, que equivale a $41.537 millones.

Pero no solo el ente de investigación se ha tomado las instalaciones del Meissen, pues hace dos meses la Secretaría de Salud de Bogotá realizó una auditoria en la cual comprobó que al interior de la institución no se estaban utilizando los recursos para el uso de los pacientes.

'Se encontró todo lo que se puedan imaginar: Cartel de la contratación. Este es el déficit del 2011, pero este hospital lleva tres años consecutivos presentando este tipo de resultados', dijo el secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo.

Al monto de manejo inadecuado de recursos, se le suman $520 millones de un estudio de carga laboral hecho por una oftalmóloga sin experiencia y $31 millones por juntas directivas, celebradas en los hoteles más exclusivos de Bogotá.

Jaramillo atribuyó la responsabilidad de este desfalco a Carlos Hernando Lizcano, director de este hospital, quien gastó más del 70% del presupuesto asignado para servicios de salud en tres meses.

Sin embargo esta no es una situación particular, pues al rededor de 11 hospitales de la capital del país se encuentran en situaciones similares, por lo que el Secretario fue insistente con el Gobierno en la realización de políticas para detener esta problemáticas.

Fiscalía, al frente de los casos El fiscal Eduardo Montealegre Lynett anunció durante la audiencia pública de rendición de cuentas en salud de la Corte Constitucional del Palacio de Justicia el pasado jueves, que venían cambios en la investigación en los casos de corrupción en la salud y confirmó que para lograr este objetivo, será conformada una Unidad Especial, dedicada a establecer la participación tanto de las EPS como de las IPS en los desfalcos que se presentan dentro de este sector. Este plan compromete más al ente regulador en estos casos de detrimento patrimonial.

Antecedentes
El Secretario de Salud del Distrito, Guillermo Alonso Jaramillo, inició un proceso de auditoría administrativa y contable en el Hospital Meissen, debido a que se venía presentando una recurrente falla en los resultados presupuestales de la entidad. Después de dos meses de investigación, Jaramillo presentó resultados que recaen sobre Carlos Hernando Lizcano, quien estaba al mando del hospital, pues el 70% de los recursos presupuestales, ya habían sido agotados en gastos personales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.