Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co miércoles, 7 de abril de 2021

El objetivo de la audiencia era que el fiscal Gabriel Jaimes expusiera sus argumentos de la solicitud a la juez 28 de conocimiento

Con una duración de aproximadamente seis horas, ayer se realizó la audiencia con carácter decisorio en el proceso judicial contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien está sindicado por supuesto fraude procesal y soborno a testigos.

Este encuentro virtual se concretó luego que la Fiscalía solicitara cerrar la investigación contra Uribe (preclusión del caso). El objetivo de la audiencia era que el fiscal Gabriel Jaimes expusiera sus argumentos de la solicitud a la juez 28 de conocimiento de Bogotá, Carmen Helena Ortiz Rassa. También estuvieron representantes de la Procuraduría y de la contrapartes y víctimas en el proceso, como el senador Iván Cepeda.

En primera instancia, la palabra le fue concedida a Miguel del Río, abogado de Juan Guillermo Monsalve, considerado como testigo clave en este caso. En medio de su intervención, mencionó que su defendido y su expareja (Deyanira Gómez) se vieron afectados por culpa de Uribe, razón por la cual pidió al juez que Gómez fuera considerada como víctima.

Respecto a esta solicitud, el abogado afirmó que una conversación de abril de 2019 entre el expresidente y su abogado Diego Cadena se conoció que querían ubicar a la expareja de Monsalve y luego de tres días es despedida de su trabajo. “Esto es una demostración de poder de Uribe Vélez hacia Juan Guillermo Monsalve para demostrarle que sí puede tomar determinaciones específicas”, afirmó el abogado.

El defensor agregó que también hubo un daño patrimonial a Monsalve porque la finca “La Veranera”, ubicada en Risaralda y de propiedad de Gómez, fue ocupada con fines de extinción de dominio. El abogado afirmó que los daños son causados por la participación de su exesposo contra el proceso y reiteró su solicitud a la juez para considerarla como una víctima.

Por otro lado, el periodista Gonzalo Guillén también fue solicitado como víctima dentro del proceso según las justificaciones presentadas por su abogado Roberto Rodríguez. Argumentó que Jaime Lombana, defensor del expresidente, dijo que Guillén “era una persona siniestra y trabaja a sueldo de Carlos Mattos”. Lo anterior, según Rodríguez, es falso.

Sin embargo, la Fiscalía respondió ante las peticiones de las víctimas y solicitó a la juez que no se acrediten como víctimas a Guillén y a Gómez, pues afirmó que la ley establece quiénes pueden ser consideradas como víctimas y las personas que quieren hacer parte del proceso no cumplen con los requisitos estipulados.

“En el caso de la señora Gómez la Fiscalía quiere resaltar que la señora no tiene vínculo o participación directa y vinculante con esos hechos, más resulta una acreditación a manera de testigo dentro de los hechos, pero nunca como pasivo de los hechos que comprometen la conducta atribuida por la Corte al señor Uribe Vélez”, afirmó Jaimes.

La jornada relacionada con la audiencia concluyó con un aplazamiento por parte de la jueza 28 de conocimiento luego de que se presentasen más víctimas al proceso. Ante tal solicitud, se tuvo que posponer la diligencia y proponer como nueva fecha el viernes 9 de abril para decidir la preclusión del caso de Uribe.

Durante la audiencia también intervinieron el exfiscal, Eduardo Montealegre; y el exvicefiscal, Jorge Perdomo, quienes también se presentaron como víctimas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.