Colprensa Miércoles, 11 de diciembre de 2013

Un nuevo ‘choque de trenes’ entre la Fiscalía y la Procuraduría parece haber quedado planteado ayer, luego de que el organismo acusador ordenara una inspección a la sede del ministerio público para recaudar pruebas con relación al proceso que se le sigue al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego.

El fiscal general, Eduardo Montealegre, anunció la práctica de dicha inspección por parte de miembros del CTI.

Según Montealegre, la diligencia se realizó en la mañana de este miércoles luego de conocerse la decisión del ministerio público de sustituir e inhabilitar por 15 años a Petro, por el escándalo del sistema de las basuras de la ciudad.

“Inspección judicial para mirar qué tipo de pruebas se practicaron después del pliego de cargos contra el Alcalde, y para mirar los argumentos que tuvo la Procuraduría para tomar esa decisión”, dijo Montealegre quien calificó la destitución como “inquisidora”.

Se pudo establecer que el grupo delegado para la inspección solicitó un documento, que sería el fallo sobre la decisión de la Procuraduría en el caso del Alcalde.

El Fiscal recordó que las investigaciones contra el Mandatario Distrital por dicho escándalo ya fueron radicadas ante el despacho del vicefiscal general, Jorge Perdomo, por lo cual otro de los pasos a seguir sería “ordenar nuevas pruebas entre las que se encuentra la verificación de la decisión por parte del Procurador”.

Esta determinación se realizaría debido a que fue una sala disciplinaria la que tuvo la última palabra en la destitución del Alcalde. “La decisión la anunció el Procurador y vamos a verificarla y a examinar el expediente (…) analizarla muy detenidamente”.

Las diferencias entre los dos altos funcionarios no son nuevas, pues ya han tenido varios rifirrafes, especialmente en eventos académicos, por cuenta del proceso de paz, la justicia transicional, el Marco Jurídico para la Paz y más recientemente por la solicitud que le hizo el Procurador General a la Corte Penal Internacional para que intervenga en caso de que en Colombia se firme un acuerdo de paz “con impunidad”.

La destitución de Gustavo Petro fue dada a conocer el pasado lunes.