Colprensa Lunes, 27 de julio de 2015

Estos defensores de los derechos humanos aseguran que las “aspersiones aéreas agravaría aún más la crisis humanitaria que se vive” en esta zona de Norte de Santander. “Las últimas noticias de prensa que alertan sobre una erradicación de cultivos de uso ilícito con aspersiones aéreas causan conmoción en la población”, aseguró la APC en el comunicado. (Lea también Latente nuevo paro campesino por reinicio de fumigación de cultivos ilícitos) 

La asociación expresó que con este medida gubernamental “sería inevitable una movilización y paro campesino”, el cual “traería consecuencias nefastas teniendo en cuenta los antecedentes del pasado paro del año 2013”. “Teniendo en cuenta los antecedentes históricos, los hechos trágicos que ha sufrido su gente y el abandono al que hoy está marginado, el Catatumbo no soporta un paro más”. 

Sostiene en el documento que con la medida “por un lado, el Gobierno desconocería una orden jurisprudencial de la Corte Constitucional y por el otro se afectaría directamente la vida de sus pobladores; dadas las consecuencias demostradas que tiene el glifosato para la salud y medioambiente, al igual que la baja efectividad de ese método para erradicar”. 

De acuerdo con los personeros, los trabajadores del campo han mostrado su ánimo de suplir las siembras ilícitas por alternativas sostenibles que les permitan dejar la coca. “Muestra de eso es la Mesa de Interlocución y Acuerdo instalada con la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) en la que se trata, entre otros temas, la sustitución de estos cultivos, pero esta mesa no ha sido efectiva en sus avances por falta de voluntad del Gobierno, según manifiestan los campesinos”. 

La Asociación de Personeros del Catatumbo recomendó al Ejecutivo nacional descartar cualquier decisión de erradicación con aspersiones aéreas de glifosato e instalar una negociación con todas las organizaciones sociales en las que los agricultores se sientan representados, donde se propongan opciones viables para el reemplazo de la hoja de coca.