Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Luz Karime Grajales Cardona/ Colprensa jueves, 24 de octubre de 2019

Gaviria sostiene que al procurador le asiste el interés por afectar la campaña del candidato liberal a la Alcaldía de Pereira, Carlos Maya

La tensión por las elecciones del domingo está llevando a que una relación política de larga data se esté fracturando, la del expresidente de la República, César Gaviria, y su exministro de Justicia y hoy procurador general de la Nación, Fernando Carrillo.

A través de un comunicado, el expresidente César Gaviria cuestionó al procurador general de la nación, Fernando Carrillo, por suspender de su cargo al alcalde de Pereira, Juan Pablo Gallo.

La decisión del jefe del Ministerio Público se tomó, al parecer, por la presunta participación en política de Gallo. Determinación que no cayó bien entre los cálculos políticos de Gaviria debido a que Pereira es la ciudad de su feudo electoral.

El exmandatario calificó de “arbitraria” la decisión debido a que según él, se basó en una grabación privada de la que no se puede inferir que “el alcalde estuviese usando los bienes públicos para favorecer a un determinado candidato”.

El registro sonoro se difundió hace unos días. En este, el alcalde de Pereira hablaba acerca de los beneficios políticos que otorgaría a uno de los candidatos que podría sucederlo como resultado de las elecciones regionales del domingo.

Gaviria aseguró en el documento que la decisión de Fernando Carrillo obedece a intereses personales de afectar la campaña del candidato por el Partido Liberal, Carlos Maya.

El procurador respondió a estos señalamientos asegurando que no suele hacer política desde su entidad y que por eso la institución ha sido objeto de críticas al cumplir con la ley disciplinaria.

El funcionario agregó “hemos tomado decisiones en contra de todos los partidos, en todos los colores de los partidos, los azules, los verdes, los amarillo, los rojos. Acá no se hace política”.

Además señaló que debía estar alerta con la trashumancia electoral, la financiación de campañas y “contra todos los procedimientos que violentan los derechos del elector”.

Finalmente, resaltó que los colombianos deben ser libres al momento de elegir y que “no se puede abusar del poder para imponer un candidato”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.