Colprensa. Selección colombiana de fútbol.

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co Viernes, 25 de agosto de 2017

Información errónea había sido publicada por cuenta de un “error Humano”

Luego de que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) presentara un pliego de cargos contra Ticket Shop, por no haber vendido ni una sola boleta el día en que debía empezar la venta de las entradas para el partido de eliminatorias entre Colombia y Brasil para el Mundial de 2018, el gerente general de la comercializadora, César Carreño, se defendió ante los medios.

El empresario aseguró que la compañía no es una revendedora de boletas y que no conoce ninguna información sobre las entradas al juego entre Colombia y Brasil que se están negociando en casi $1 millón.

En entrevista con Blu Radio, Carreño afirmó que todo se dio por cuenta de un error humano, pues el ingeniero les confirmó que había disponibilidad de 6.000 tiquetes para el juego, sin embargo, no se había cruzado con la venta corporativa, por lo que se pasó la información erróneamente.

“Estamos tranquilos de que nosotros no somos revendedores, nadie podrá decir que Ticket Shop vendió una boleta en reventa, es imposible”, manifestó Carreño a la emisora.

Cuando el superintendente Pablo Felipe Robledo explicó el motivo de la sanción, señaló que solicitaron cierta información a Ticket Shop sobre las transacciones de las boletas, la cual no tenían disponible, lo que los obligó reconocer que no habían vendido ni una sola boleta el 8 de agosto, día en que debían salir a la venta 6000 boletas.