Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Jueves, 24 de agosto de 2017

Dos semanas después de que Comercializadora de Franquicias S.A., a través de Ticket Shop, anunciara la venta por internet de 6.000 boletas para el partido de Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, entre Colombia y Brasil, la Superintendencia de Industria y Comercio decidió formular pliego de cargos contra la empresa y contra sus dos representantes legales, al encontrar que ese día (8 de agosto de 2017) no se vendió ni una sola entrada al público, lo que enreda a la compañía a tal punto que pone en entredicho su operación comercial en el futuro.

El superintendente Pablo Felipe Robledo señaló que se encontró, con base en las evidencias digitales, que “el 8 de agosto de 2017, no se puso en venta, ni se vendió una sola boleta para el partido de fútbol mencionado en la página www.ticketshop.com.co”.

Por tal razón, el funcionario ordenó que la firma no “puede seguir ejecutando esa actividad, para ningún espectáculo, pues es la forma idónea de proteger a los consumidores de actuaciones altamente lesivas de sus derechos”, por lo que está sobre la mesa el cierre de sus locales.

Mientras duren las medidas cautelares, “los propietarios de los eventos tendrán que contratar a otro operador”, explicó Robledo, quien agregó que Ticket Shop “no puede seguir vendiendo boletas, una vez le sea notificada oficialmente la decisión”. Por su parte, en la Federación Colombiana de Fútbol están a la espera de que avance la indagación para decidir sobre el tema, pues, de ser el caso, la FCF tendría plazo para buscar una compañía pues el próximo partido será en octubre.

En su web, la organización publicó un comunicado en el que apoyó a la SIC en las investigaciones e instó a Ticket Shop a aclarar, “de forma pronta y clara, todo el proceso que realizó para llevar a cabo la venta de la boletería del partido”. La Federación no está siendo investigada por estos hechos, puesto que “las conductas que se están investigando son predicables y fueron ejecutadas por el operador de la boletería”, explicó la SIC.

Debido a estas prácticas, la Superintendencia también decidió formular pliego de cargos en contra de los representantes legales, César Castañeda e Iván Arce Gutiérrez, por presuntas infracciones al Estatuto del Consumidor. Las conductas que investiga el organismo son publicidad engañosa y la violación que tienen todos los consumidores de recibir información oportuna, veraz, clara e idónea sobre un producto, las cuales podrían ocasionar una multa de  hasta $3.000 millones. Además, compulsó copias a la Fiscalía, por fraude procesal.

Entre otras cosas, el superintendente mencionó que la boletería podría estar en manos de revendedores que estarían negociando las boletas, de $250.000 en $1 millón, con lo cual se podrían obtener ingresos por $6.000 millones, lo que varios usuarios han denunciado.

Pablo Márquez, socio de Mbcr, aseguró que, según el estatuto, después de que la empresa sancionada pague la multa puede seguir operando como lo disponga la Ley. Sin embargo Robledo advirtió que, además de las millonarias multas, “se puede ordenar la prohibición definitiva de ejercer determinada actividad e incluso el cierre definitivo de los establecimientos de comercio”.

Además de los partidos de la Selección, Ticket Shop tiene disponibles entradas para otros eventos, como los conciertos de Silvestre Dangond, J Balvin o, también, los partidos de Independiente Santa Fe, empresa que a través de su cuenta de Twitter, publicó que “informa que la boletería para los partidos ante Millonarios y el Independiente Medellín continúa a la venta en los puntos Ticket Shop y expendios”.

LOS CONTRASTES

  • Pablo Felipe RobledoSuperintendente de Industria y Comercio

    “Además de las multas, se puede ordenar la prohibición definitiva de ejercer determinada actividad e incluso el cierre definitivo de los establecimientos de comercio”.


  • Pablo MárquezSocio de MBCR

    “La suspensión de la personería jurídica no está incorporada en la Ley por el hecho de cometer una infracción administrativa. Normalmente se impone una sanción”.