Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co lunes, 25 de enero de 2016

Esta percepción se suma a 17% que le es indiferente el equipo ministerial y el gran desconocimiento del círculo de la confianza del mandatario.

De hecho, de los 16 ministros, 13 parecen ser desconocidos para los encuestados, pues más de 50% de los entrevistados contestaron no conocerlos. 

La ministra que genera más desconfianza en su gestión es Mariana Garcés, la encargada de la cultura, con 60%, y a su vez es una de la que más desconocen con 79%, junto al ministro de Minas y Energía, Tomás González (79%); de Ambiente, Gabriel Vallejo (78%); el ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, David Luna, y la de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa (74%).

La ministra de Educación, Gina Parody es la más conocida (82%) de acuerdo con la encuesta, seguida por el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón (63%), y la canciller María Angela Holguín (61%).

De acuerdo con Carlos Arias, docente de Comunicación Política de la Universidad Externado, aseguró que una de las claves de la encuesta está en el momento de la muestra del 21 al 23 de enero y que ha estado afectada por importantes noticias como el salario mínimo, las alzas en bienes y servicios, Isagen y una nueva reforma tributaria. 

La gente considera que “no hay una relación equitativa entre el aumento de servicios y productos con los ingresos, si se hace en otro mes, puede que no se vea así; por ejemplo, diciembre es usual que sea de optimismo”, aseguró Arias.

Por eso, dijo, Parody sale muy favorecida. “Abre el escándalo más importante del IVA, para evitar que se le pongan impuestos a los útiles y las matrículas, una noticia que le pega a la base social”.

Lo de ‘Lucho’ Garzón es un reconocimiento, que “no está dado por su gestión, sino por su política sindical, y lo de Holguín se da por su protagonismo en el tema de la paz y en la intención de explicar lo que está sucediendo”.

Para el analista el talón de Aquiles de Gabriel Vallejo es que “ha sido criticado porque no conoce a fondo los temas ambientales y se empantana cuando le preguntan por los temas de aguas”.

A la Ministra de Comercio los encuestados podrían estarle pasando la cuenta de cobro por los malos resultados en las exportaciones, con un déficit que ya llega a US$14.508 millones y que no repunta pese a la devaluación.

En la encuesta siete de cada 10 entrevistados aseguraron que el país no va por buen camino, 37% dijo que la economía va en retroceso y a 49% asegura que está estancada. 

Para Luis Fernando Ramírez, vicerrector de investigaciones de la Universidad de la Salle, el análisis debe hacerse desde dos perspectivas, mediano y corto plazo.

“Si uno mira hacia atrás el país ha hecho grandes avances en lo económico y en lo social, pobreza, desempleo..etc., pero no es el mismo análisis cuando se habla de 2016. Es el año más difícil para el escenario económico y ya se siente en el bolsillo”, explicó. 

De hecho, a la pregunta de ¿cómo calificaría la situación de los consumidores para comprar bienes y servicios? 48% de los encuestados dicen que muy mala y solo 9% que buena. 

Todo, impactado por la “inflación, los recortes de personal en las empresas, aplazamiento de proyectos y menor inversión”, aseguró Ramírez, y agregó: “es comprensible la sensación que hay pues el país se ha empobrecido mucho en un año con la caída de las exportaciones, la devaluación, lo que merma la capacidad de compra”.

Inclusive, la mayoría de los ciudadanos encuestados estuvieron en desacuerdo con la venta de Isagen (85%), el monto definido como incremento del salario mínimo (91%), y el proyecto de reforma tributaria presentada por la comisión de expertos al Gobierno (75%). 

Y sobre el futuro del país, Yanhaas asegura que 34% es muy pesimista, 42% no se declara ni pesimista ni optimista, y solo 23% ve con buenos ojos el futuro para Colombia. 

La encuesta realizada a 719 personas, 517 telefónicamente y 202 realizadas cara a cara y con un margen de error de  3,60% también demuestra que el principal problema del proceso de paz es que los ciudadanos no confían en los equipos negociadores ni del Gobierno (57%) ni de las Farc (61%).

Millenials
Indiferentes es una palabra que define a los nativos digitales, si del estudio de Yanhaas se trata.  Si se les pregunta si se consideran optimistas o pesimistas de lo que viene, 51% los jóvenes entre 18 y 24 años no se consideran ni lo uno ni lo otro, mientras en el promedio general es 42% la indiferencia. Sobre la economía, 41% de los encuestados considera que está en retroceso, mientras 45% considera que se estancó. En cambio, 39% de los nativos digitales piensan que la economía se está degradando y 49% los jóvenes entre 18 y 24 años que consideran que no avanza. 

Las opiniones Luis Fernando Ramírez
Vicerrector de investigaciones de la U. Salle

“Si uno mira hacia atrás el país ha hecho grandes avances en lo económico y en lo social, pobreza, desempleo..etc., pero no es el mismo análisis cuando se habla de 2016. Es un año difícil para el bolsillo”. 

Carlos arias
Docente del Externado

“Hoy la gente percibe que no hay una relación equitativa entre el aumento de servicios y productos con los ingresos, si la encuesta se hiciera en otro mes tal vez la respuesta de los encuestados sería distinta”

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.