Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co viernes, 6 de octubre de 2017

La estafa sería de $450.000 millones, según autoridades

Casi seis meses después de que se desplomara el edificio Portal de Blas de Lezo II en Cartagena, en el que perdieron la vida más de 20 personas y muchas otras más resultaron heridas, la Superintendencia de Notariado y Registro halló que hay, al menos, 26 edificios con licencia falsas en la capital de Bolívar.

Por esta razón, la entidad notificó a la registradora de la ciudad y a siete notarios, sobre las escrituras de propiedad horizontal de siete edificios, que se habrían registrados con documentos falsos.

De esta manera, según anunció la Superintendencia, tendrían que ser bloqueados o congelados los folios de matrícula inmobiliaria de las edificaciones; además, estas estructuras no podrán ser vendidas o negociadas bajo ningún título, es decir saldrían del mundo comercial.

Jairo Alonso Mesa, superintendente de Notariado y Registro, aseguró que “dentro de la labor de inspección, vigilancia y control que adelanta la Superintendencia y una vez presentados los informes de Blas de Lezo uno y dos, encontramos 26 edificios con licencias de construcción falsas”.

El funcionario agregó que hay más de 300 unidades familiares que tienen dificultades con la propiedad. “Estas dificultades van desde que no cumplen con las normas sismoresistentes, que no cumplen con la norma de construcción de la ciudad de Cartagena, así como que su documento base, es decir la escritura pública, se soporta en un documento falso el cual es la licencia de construcción”, manifestó Mesa.

Por otra parte, la entidad de vigilancia encontró que los autores de estos actos ilegales, que superan los $450.000 millones, “harían parte de la estructura familiar de quienes construyeron los edificios Blas de Lezo uno y dos que fueron edificados con documentación falsa”.

Para adelantar la investigación, mencionó el Supernotariado, será necesario identificar si para la fecha de los hechos las curadurías de la ciudad cumplían con la obligación de publicar en sus páginas web las licencias otorgadas.
A la fecha, ya son 332 apartamentos construidos con documentos falsos, por lo que “iniciamos un proceso para revocar estas propiedades y denunciar ante la Fiscalía y la Procuraduría estos hechos con el fin de que se investigue a los responsables de estas estafas”, dijo Mesa.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.