Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 23 de noviembre de 2012

Ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Luis Eduardo Montenegro, exsubdirector del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), señaló que el llegó al cargo gracias que así lo decidieron los hermanos Iván y Samuel Moreno Rojas.

Indicó que el abogado Álvaro Dávila fue quien le dijo que había un cargo en el IDU, pero que solo los "hermanos Moreno Rojas" darían el aval para que él lo ocupara.

Así mismo, el funcionario indicó que Dávila le dijo que era necesario proteger a los hermanos Moreno Rojas en las investigaciones preliminares que se estaban adelantando por el ‘carrusel’ de la contratación.

“Me dijo que no debíamos declarar contra los Morenos, que así no nos íbamos a salvar, que estábamos actuando como equipo”, señaló que Dávila le había dicho.

Montenegro además fue enfático en decir que nunca recibió dinero de manos de Guido Nule, como este último lo ha dicho.

“Guido ha manifestado que él me dio 30 millones de pesos a efectos de que no lo multara porque iban atrasados en la fase III de TrnasMilenio, pero eso es falso”, indicó.

El exfuncionario indicó que actualmente busca un principio de oportunidad con la Fiscalía, pero que la entidad lo está estudiando.

“Yo le he dicho a la Fiscalía que soy una persona que vivo de la ejecución de los proyectos, que no acepto los cargos que se me están imputando. Que la casa por cárcel no me sirve porque tengo que salir a trabajar, por eso el principio de oportunidad debe ser total”, indicó.

Las declaraciones fueron entregadas por el testigo en el marco del juicio que se le adelanta a Iván Moreno Rojas por los delitos de concierto para delinquir, concusión y celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.