Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co Miércoles, 14 de marzo de 2018

En la Superintendencia de Sociedades se realizará la conciliación entre Biomax, GNE Soluciones y Ruta del Sol II por los impactos de la terminación del contrato.

Tras el cierre del contrato de la Ruta del Sol II fueron varias las empresas que se vieron afectadas. Este es el caso de GNE Soluciones (Sociedad perteneciente al grupo Biomax) y Biomax, las cuales tenían un contrato para hacer cinco estaciones de servicio en la carretera.

Según conoció AL, hoy se realizará la conciliación, que se trata de un paso previo a presentar una demanda, donde se está citando a las sociedades accionistas de Concesionaria Ruta del Sol S.A.S, para que ellos respondan con su patrimonio por los perjuicios causado a las empresas.

Aunque se espera llegar a un acuerdo, el representante de Biomax, Guillermo Cáez, señaló que “en caso de no llegar a acuerdo de conciliación y cumpliendo con el requisito previo de conciliación buscaremos levantar el velo corporativo de la sociedad Concesionaria Ruta del Sol II S.A.S, para efectos que sus accionistas, por los actos de corrupción que llevaron a la terminación del contrato de concesión y posterior el suscrito con Biomax y GNE Soluciones, se presentará formalmente la demanda ante la Superintendencia de Sociedades”.

Dicha demanda será por un monto de $11.000 millones, pero, si no hay un arreglo conciliatorio en la Superintendencia de Sociedades, el valor final podrá ser superior en la medida en que al momento de proferir la sentencia el juez (en este caso la Delegatura de Asuntos Jurisdiccionales de la Supersociedades) actualizará la sentencia (indexar) con los intereses y el IPC, explicó el apoderado de las compañías.

Es importante resaltar que la Concesionaria suscribió el contrato de concesión 001 de 2010 con la ANI. Debido a incumplimientos en la construcción y los probados casos de corrupción que le dieron acceso a esta concesionaria a este contrato, la ANI por orden del Tribunal administrativo suscribió acta de terminación del contrato, informando que se debía a lo que se conoció como el “caso Odebrecht”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.