Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Miércoles, 26 de diciembre de 2018

Uno de los parágrafos establece que MinDefensa definirá los lineamientos para las autorizaciones especiales para particulares.

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, firmó el decreto con el que se prorroga la prohibición del porte de armas de fuego en todo el país, el cual entrará en vigencia desde el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019.

“He firmado el Decreto 2362 que mantiene suspendidos los permisos para el porte de armas en el territorio nacional, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019″,indicó Duque a través de su cuenta de Twitter.

De esta forma, el primer mandatario extendió la medida del decreto que prohíbe el porte de armas, sin embargo, en uno de los parágrafos se estableció que el Ministerio de Defensa definirá los lineamientos para las autorizaciones especiales para particulares que se cuenten en condiciones de urgencia o seguridad.

“El Ministerio de Defensa Nacional, durante la vigencia del presente Decreto, impartirá a las autoridades militares competentes los lineamientos y/o directrices para la expedición de las autorizaciones especiales que requieran los titulares por razones de urgencia o seguridad y de las excepciones que corresponda, teniendo en cuenta entre otros factores, las condiciones particulares de cada solicitud”, reseña el decreto.

La firma se da en medio de una controversia que se generó en los últimos días ante las solicitudes de varios sectores políticos y sociales del país de prorrogar o flexibilizar la prohibición del porte de armas, la cual vencía el próximo 31 de diciembre.

Precisamente, desde el Centro Democrático y algunos congresistas del Partido Conservador enviaron una carta en la que se le pedía al Gobierno Nacional moderar la restricción del decreto, con el objetivo de que las personas pudieran hacer uso de un arma de fuego como defensa personal ante los problemas de seguridad que se están presentando en el país.

“Necesitamos que los colombianos expuestos a riesgo constante no solo cuenten con mayores garantías legales para defenderse del crimen y la agresión, sino de herramientas de protección, entre las cuales está el porte legal de armas de bajo calibre, siempre que se garantice que el Estado conservará el monopolio de estas y defina un proceso estricto y transparente para que quienes lo requieran puedan acceder a ellas”, indicó Christian Garcés, representante a la Cámara, quien recolectó 50 firmas de congresistas en las que le solicitaban a Duque la flexibilización del decreto.

Por su parte, desde sectores como la Alianza Verde, en cabeza de congresistas como Antanas Mockus y Katherine Miranda, le pedían al Jefe de Estado prorrogar la restricción al porte de armas en el país y no moderar los lineamientos para expedir los permisos, ya que el decreto, que venía siendo prorrogado por el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, había generado una reducción de la tasa de homicidios en varias regiones del país.

“Nos hemos dado cuenta en los últimos años de la reducción drástica en la tasa de homicidios en Colombia, esto en gran parte gracias a este decreto. No podemos escatimar esfuerzos para tratar de salvar vidas. Así se logre salvar la vida de un solo colombiano, ya el decreto vale la pena. Por eso pedimos la prórroga de este decreto”, argumentó hace unos días Katherine Miranda, representante del Partido Alianza Verde.

En ese sentido, luego de que el primer mandatario prorrogara la restricción, la polémica se generará ahora sobre si el párrafo establecido dentro del decreto abre la posibilidad de que las personas particulares puedan acceder a un arma con el permiso del ministerio de Defensa y bajo qué condiciones.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.