Noticas RCN

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co Viernes, 17 de mayo de 2019

El líder del partido político Farc fue dejado en libertad después 13 meses sobre las 3:30 de la tarde y recapturado a las 4:45 p.m.

Después de ser liberado esta tarde, el excombatiente fue capturado nuevamente por el CTI de la Fiscalía al salir de la cárcel La Picota. Santrich reingresó a la misma institución penitencial de la que acababa de salir, luego de que esta misma mañana se hablara de un intento de suicidio del exguerillero a raíz de los rumores de que de todas maneras sería extraditado por la vía administrativa, debido a un supuesto estado de conmoción interior que decretaría el presidente; sin embargo, esto último fue desmentido por la propia administración.

El hecho que sustentó este acontecimiento fue una orden de captura por concierto para delinquir y narcotráfico que llegó a las manos de los abogados defensores de Santrich solo 18 minutos después de su liberación.

En la operación, un helicóptero trasladó a Santrich al búnker de la Fiscalía, ente que afirma tener nuevas pruebas que relacionan al líder político con el delito de concierto para delinquir. Con eso, se abre de nuevo la posibilidad de que sea extraditado gracias a la exigencia de autoridades estadounidenses.

Como producto de la cooperación judicial internacional, dice el ente acusador, en las últimas horas se han incorporado nuevas evidencias y elementos de prueba que dan cuenta con claridad de las circunstancias de tiempo, modo y lugar de las presuntas conductas de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y narcotráfico atribuidas a Hernández Solarte.

Dentro de esas nuevas evidencias, fiscales colombianos, adscritos a la Dirección Especializada contra el Narcotráfico, obtuvieron la declaración de Marlon Marín Marín, quien es el sobrino de alias Iván Márquez, y una de las fichas claves dentro de todo este entramado.

Todo esteincidente forzó al presidente Iván Duque a alejarse de su agenda, como lo publicó en su cuenta de Twitter «#Pasto #AEstaHora regresamos a #Bogotá para atender personalmente los recientes acontecimientos. Mañana #sábado estaremos de regreso para nuestro taller #ConstruyendoPaís en la capital de Nariño».

El arranque de la novela de Santrich
Jesús Santrich fue capturado inicialmente en abril del año pasado, luego de que el 4 de ese mes llegara una solicitud de un juez de Nueva York. En ese momento, se pedía su extradición por presuntamente conspirar para enviar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Desde ese momento, el argumento de la defensa del exguerrillero y sus simpatizantes fue que no se había cometido el delito del envío de la droga, y que toda la evidencia se basaba en un “montaje” de las autoridades estadounidenses. Esta mañana, en La FM, el abogado de Santrich negó que las pruebas que se habían recaudado en contra de su cliente tuvieran validez.

De manera paralela, se formó una controversia jurídica alrededor de la posibilidad de extraditar a Santrich y la competencia de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) en el asunto. Uno de los debates era si el tribunal especial podía fallar de fondo sobre el envío de Santrich a Estados Unidos o si solo debía limitarse a certificar la fecha de ocurrencia de los hechos.

En ese proceso, en febrero de este año la JEP solicitó a las autoridades estadounidenses el material probatorio que tenían contra Santrich, y en ese contexto se produjo el bochornoso incidente de la carta enviada por el Ministerio de Justicia a las autoridades norteamericanas y perdida por 4-72.

Esta semana, luego de 13 meses en prisión, la sección de revisión de la JEP decidió que las pruebas con las que contaba no eran suficientes para determinar si las reuniones sostenidas por Santrich para presuntamente enviar cocaína a Estados Unidos habían sido antes o después de la firma de los acuerdos de paz. Por ese motivo, el tribunal decidió aplicarle la garantía de no extradición a Santrich, ordenar su inmediata liberación y ordenar que se investigue a la Fiscalía por las trabas al proceso.

Ante esto, la Procuraduría anunció que apelaría la decisión y se produjo un revolcón en la Fiscalía, debido a las renuncias del Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez y de su vicefiscal, María Paulina Riveros. En su discurso de despedida, Martínez dijo que “esto (la liberación de Santrich) confronta abiertamente la constitución política y destruyó la muralla entre la restitución y el narcotráfico”. También, se vieron las enérgicas reacciones del presidente Duque y de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez.

Por su parte, Santrich celebró la decisión de la JEP y en un video de poco más de un minuto, indicó que con esa determinación se daba fin a un “montaje” en su contra.

A pesar de que se había pedido su liberación, pasaban las horas y no se daba ese hecho. Y es que ayer se conoció un video de siete minutos de las reuniones de Santrich con supuestos narcotraficantes mexicanos (agentes encubiertos de la DEA) y Marlon Marín Marín, uno de sus hombres de confianza que está involucrado en un caso de narcotráfico. En el video se ve que durante la reunión se ultimaban los detalles para presuntamente hacer el envío de la droga a Estados Unidos.

En base a ese video, que hasta hace unas horas era desconocido por las autoridades y la opinión pública, y gracias a una declaración de Marlon Marín, fue que la Fiscalía pidió nuevamente la captura del exguerrillero.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.