Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co viernes, 23 de julio de 2021

El empresario entregó en 2010 millonarias sumas a varios concejales para obtener contratos para la reparación de la malla vial de Bogotá

El segundo juez de conocimiento de Bogotá condenó al exrepresentante legal de Conalvías, Andrés Jaramillo, por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohechos relacionados con la reparación de la malla vial de la capital de la República.

"La corrupción administrativa por estos pactos y acuerdos no solamente desde el punto de vista de la administración central del entonces alcalde Samuel Moreno, sino en connivencia con concejales como si fuera un mercado persa las instituciones distritales y las secretarías del distrito a grupos políticos", afirmó el juez.

La decisión judicial llegó luego de dos años y medio de análisis de material probatorio presentado por la Fiscalía General de la Nación y los abogados defensores del empresario. El juez agregó que la corrupción administrativa por los pactos y acuerdos no solamente está relacionado con el entonces alcalde Samuel Moreno, sino con concejales "como si fuera un mercado persa las instituciones distritales y secretarías del distrito", agregó.

La autoridad judicial encontró que los testigos presentados por el ente acusador fueron concordantes en las declaraciones que se hicieron bajo juramento para destapar los hechos de corrupción.

Las pesquisas de la Fiscalía arrojaron que Jaramillo entregó millonarias sumas, estimadas en $2.000 millones, a tres concejales bogotanos de la época, además de facilitar montos de dinero a Iván Hernández Daza, exdirector de la Unidad de Mantenimiento Vial. El dinero fue entregado a cambio de un contrato millonario para reparar la malla vial de Bogotá en 2010.

El empresario durante el tiempo que duró el juicio insistió en su inocencia sobre los cargos que se le estaban imputando. No obstante, el material probatorio agregó que entre 2010 y 2011, Jaramillo entregó alrededor de $1.930 millones en coimas a diversos funcionarios de la administración distrital.

Sobre las consecuencias penales, se conoció que la Fiscalía pidió una condena de 10 años de cárcel. Entre las acusaciones adicionales, Jaramillo fue señalado de lograr mediante los sobornos la modificación de 78 procesos en la licitación pública de la fase III del sistema de transporte Transmilenio, las cuales favorecieron a la organización Sociedad Futura, propiedad del empresario.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.