Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

miércoles, 25 de abril de 2018

La Fiscalía no ha podido comprobar su responsabilidad.

Los hermanos Uriel, Luis Alirio y Norberto Mora Urrea, dueños de la famosa cadena Supercundi quedaron en libertad después de que un juez del juzgado 20 de garantías en Paloquemao no encontrara méritos para mantenerlos en custodia durante el proceso.

Dijo el juez “estamos en una investigación que data de 11 años atrás, entonces no se entiende cuál es la urgencia de la medida, frente al riesgo de fuga. El fin constitucional no es actual”.

El togado no revisó las pruebas que presentó la Fiscalía para imputar al detenido, sin embargo, las valorará en la etapa de juicio porque no cree que los hermanos impliquen algún tipo de peligro contra el proceso ni para la sociedad. Hace una semana, la cuarta de ellos, Yaneth, había quedado en libertad bajo el mismo criterio.

Los abogados defensores del clan Mora Urrea argumentaron que los tres testigos que presentó la Fiscalía en audiencia para comprobar su participación como testaferros de las Farc, son falsos. El juez concedió la noción porque deliberó que los testimonios de los deponentes no era congruentes.

La Fiscalía también sugirió al juez que el secuestro de Norberto perpetrado por las Farc fue un montaje para poder reunirse con sus presuntos jefes,

Lo único que pudo comprobar el ente investigador es que efectivamente las tres personas que se presentaron en los estrados hicieron parte en algún momento de la guerrilla, que uno de ellos fue amenazado de muerte durante las investigaciones y que los Urrea no han podido explicar de forma clara el incremento de su patrimonio y dejaron duda de por qué si los imputados eran simples comerciantes, estaban escondidos en un búnker en el momento de su captura.

Apenas fue liberada, Yaneth Mora dijo que la Fiscalía les “quiere hacer daño”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.