Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co sábado, 13 de julio de 2013

El Gobierno Nacional sigue estando en deuda con la aprobación de proyectos de trascendencia. Para los expertos, el balance es realmente pobre ya que las grandes iniciativas que se anunciaron en el mandato del presidente Juan Manuel Santos, como la reforma a la justicia, a la educación y las pensiones, siguen estancadas.

No obstante, también afirman que se podría ‘salvar’ el periodo con la aprobación de la reforma a la salud.

Sin duda, el tema más polémico fue la fallida reforma a la justicia, aspecto que fracturó la relación entre el Legislativo y el Ejecutivo y se convirtió en el principal fracaso de este Gobierno, según los analistas. Además, la Reforma a la Ley de Educación Superior fue retirada por el Ejecutivo debido a la presión de los estudiantes y las diversas movilizaciones en contra de la iniciativa.

Aunque dichos proyectos se cayeron, la ciudadanía espera que alguien tome la “batuta” para presentar iniciativas serias que se puedan discutir con calma en el legislativo. Según Nicolás Santamaría, investigador de Congreso Visible, varios sectores académicos se encuentran realizando borradores de la reforma a la educación para presentarla.

Así mismo, Gloria Borrero, directora de la Corporación Excelencia en la Justicia ha pedido tajantemente que se vuelva a presentar la reforma a la justicia, esta vez sin ningún “mico”. Aspecto que debería involucrar el proyecto que modificaría la Ley 5, particularmente sobre el tema de la conformación de las comisiones de conciliación.

De acuerdo a datos de Congreso Visible, entre el 20 de julio de 2010 y el 20 de junio de 2011, la legislatura se caracterizó por la aprobación y discusión de proyectos como la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, la Ley de Regalías y la Ley de Ordenamiento Territorial. En esta legislatura todavía las relaciones estaban intactas y la actividad mostró un buen comportamiento. Al realizar la comparación entre el actual y el anterior gobierno, Congreso Visible encontró que en la primera legislatura del gobierno de Álvaro Uribe se sancionaron 13 proyectos que no implicaban transformaciones políticas y sociales profundas.

Por el contrario, en la primera legislatura de Santos se dio trámite a tres reformas a la Constitución, un proyecto de Ley Estatutaria y 21 proyectos de Ley estructurales. Legislatura que fue considerada como “una agenda favorable para el gobierno de Santos”. Sin embargo, y como suele ocurrir con todos los mandatos, después de la segunda legislatura las relaciones se empiezan a romper y más con la fallida reforma a la justicia.

Para Santiago Castro, director del Departamento de Humanidades del Politécnico Grancolombiano esta relación es como un “matrimonio por conveniencia”, el cual funciona bien la primera parte del gobierno y luego se enfría. “Esta frialdad se traduce en que uno no se mete con el otro, es decir, ni el Congreso para las iniciativas, ni las impulsa”. De acuerdo con Iván Garzón, director del programa de Ciencia Política de la Universidad de la Sabana el Gobierno impulsó la Ley de Restitución de Tierras, la Ley de Víctimas y el Fuero Militar porque “está jugando a sacar una legislación que favorezca el proceso de paz”. “A estas leyes se suma la intención de aprobar una reforma agraria para legalizar el primer punto de la mesa de negociación”, agregó.

Al respecto, Nicolás Santamaría, explicó que durante la legislatura que inicia no es el presidente quien domina la agenda sino el legislativo.

Los temas ausentes
Según Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), “no se tocaron en la anterior legislatura temas clave como la reforma al Código Electoral, que se frenó por “un consenso que se hizo el año pasado”. La MOE reveló que esta legislatura se caracterizó por la baja aprobación de normas en materia político-electoral con cuatro normas aprobadas, mientras que los proyectos archivados o retirados fueron 28. Entre las normas aprobadas, está el cuestionado acto legislativo que eliminó la curul de minorías políticas en la Cámara, lo cual según la organización viola una la sentencia C-169 de 2001 de la Corte Constitucional, que habla de la protección a las minorías. Así mismo, Congreso Visible y varias organizaciones siguen a la espera de que reviva la reforma a la Ley 5, sobre todo, para regular aspectos sensibles de las comisiones conciliadoras.

Las opiniones

Nicolás Santamaría
Investigador de Congreso Visible

En la segunda legislatura, la fallida reforma a la justicia hizo que el Congreso congelara un poco su relación con el Gobierno y no promoviera sus iniciativas. Lo que hizo el Gobierno en el segundo semestre de 2012 fue no presentar proyectos de carácter estructural. Sin embargo, el semestre pasado el ejecutivo volvió a tomar las riendas y radicó proyectos importantes.

Santiago Castro
Director del Departamento de Humanidades del Politécnico Grancolombiano

Las grandes apuestas de reforma institucional del gobierno de Juan Manuel Santos fallaron todas, la reforma a la justicia se cayó y la reforma a la Ley 30 la tumbaron los estudiantes y aunque la reforma pensional se está promoviendo su aprobación va a ser sumamente difícil. Para esta legislatura que comienza se va a seguir discutiendo la reforma al sistema de salud, tema crucial para el Gobierno.

Iván Garzón
Director del programa de Ciencias Politicas de la Universidad de la Sabana

El balance es realmente pobre, las grandes reformas que se anunciaron (la justicia, educación y pensiones) hoy ya no sabemos si se van a realidad porque ya se perdió la oportunidad para sacarlas. Podría salvar al Gobierno la reforma a la salud que está en proceso porque para la reforma pensional no hay mucho ambiente porque es un año preelectoral.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.