Reuters Sábado, 15 de septiembre de 2012

Un tribunal de Múnich determinó que Motorola Mobility, empresa propiedad de Google, había infringido una patente de Apple y ordenó la retirada del mercado de todas las tabletas y teléfonos avanzados con esta tecnología.

El juez Peter Guntz dijo que Motorola había copiado la llamada tecnología ‘overscroll bounce’, que permite a los usuarios mover documentos por la pantalla de su dispositivo y dejar que reboten de nuevo hasta el centro tras dejar de tocarlo con los dedos. Un portavoz del tribunal dijo que no parecía que la sentencia fuera a tener un impacto inmediato porque Apple tenía que pedir específicamente una prohibición del producto y Motorola podía apelar el fallo. Apple y Google no respondieron a las llamadas para realizar comentarios sobre la sentencia.

Google compró la deficitaria Motorola Mobility por US$12.500 millones, en la que fue la mayor adquisición de su historia, con el objetivo de usar las patentes de la empresa para evitar ataques legales sobre su plataforma móvil Android y expandir su negocio de software. Otras empresas tecnológicas también han invertido miles de millones en la compra de carteras de patentes para poder usarlas contra sus rivales.