Google employees participate in a walkout to protest how the tech giant handled sexual misconduct in Mountain View, California, U.S., on Thursday, Nov. 1, 2018. The mass walkout was sparked by a recent New York Times report that claimed Google gave millions of dollars to some executives in secret exit packages after they were accused of sexual misconduct. Photographer: Michael Short/Bloomberg

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters martes, 24 de septiembre de 2019

Google ganó la batalla por el "derecho al olvido" y no tiene que eliminar los enlaces a datos personales sensibles a nivel mundial

Google ganó la batalla por el "derecho al olvido" después de que el máximo tribunal de la Unión Europea anunciara el martes que no tiene que eliminar los enlaces a datos personales sensibles a nivel mundial, rechazando una demanda interpuesta por Francia.

El caso se considera una prueba de fuego para la aplicabilidad de la legislación de Europa más allá de sus fronteras, así como para el derecho de los individuos a exigir la eliminación de sus datos personales de los resultados de las búsquedas en Internet sin afectar a la libertad de expresión y el legítimo interés público.

"En la actualidad, la legislación de la UE no obliga a los responsables de los motores de búsqueda que accedan a la solicitud realizada por un sujeto de eliminar sus datos (...) a llevar a cabo dicha eliminación en todas las versiones de su motor de búsqueda", ha declarado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Tjue).

"Sin embargo, la legislación de la UE exige que el responsable del motor de búsqueda lleve a cabo dicha eliminación en las versiones de su motor de búsqueda correspondientes a todos los Estados miembros (de la UE)", añadió el Tjue.

El caso surgió en 2016, cuando el organismo de vigilancia de la privacidad de Francia, la CNIL, impuso una multa de 100.000 euros a Google por negarse a eliminar, previa solicitud, información confidencial de los resultados de las búsquedas en Internet en todo el mundo en el marco de lo que se conoce como el "derecho al olvido".

Google llevó el caso al Consejo de Estado de Francia, que posteriormente buscó el asesoramiento del Tjue.

El Consejo de Estado también pidió asesoramiento después de que la Cnil decidiera no ordenar a Google que eliminara los enlaces de los resultados de las búsquedas en Internet basadas en los nombres de cuatro personas.

Dichos resultados comprenden un fotomontaje satírico de una política, un artículo donde se hacía referencia a otro individuo como responsable de relaciones públicas de la Iglesia de la Cienciología, la investigación de otro político y la condena de una cuarta persona por agresiones sexuales contra menores.

"Desde 2014 hemos trabajado duro para hacer efectivo el derecho al olvido en Europa y para lograr un equilibrio razonable entre el derecho de las personas al acceso a la información y el derecho a la privacidad. Es bueno ver que el Tribunal ha coincidido con nuestros argumentos...", dijo Google en una declaración después del fallo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.