Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 15 de marzo de 2012

Una fuerte crítica a la reforma a la justicia fue la realizada el día de ayer por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Javier Zapata, como no lo había hecho antes en todo el proceso que pretende la acción legislativa.

Zapata no sólo pidió el retiro de la Reforma por encontrarla mal diseñada sino que afirmó que tiene 'absurdos jurídicos' que terminarían desequilibrando las ramas del poder de la democracia colombiana.

'Si el proyecto no resuelve los requerimientos de justicia de la ciudadanía entonces es una modificación a medias. Retirar el proyecto para repensar la reforma entonces es en este momento lo deseable, es lo que le conviene al país', dijo Zapata.

La posición del jurista se basa en varios aspectos que contiene la Reforma actual como por ejemplo el que diez magistrados de la Corte Suprema de Justicia sean designados por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, siendo que ésta tiene origen político y partidista.

'No se entiende que una institución encargada casi con exclusividad del trámite disciplinario se la ponga a nivel de las jurisdicciones ordinarias, contencioso administrativas y constitucionales.

Es nuestro criterio por tanto que la Sala Disciplinaria, si se persiste en el error de eliminar la Sala Administrativa, no puede quedar formando parte de la Sala de Gobierno de la administración judicial. Su origen político partidista y sus funciones disciplinarias no la califican para ello', agregó Zapata.

Pero el jurista fue más allá. Primero señaló que está de acuerdo con la creación de una segunda instancia para el juzgamiento de aforados, pero estimó que tal y como lo plantea la Reforma actual, los congresistas terminarían eligiendo a quienes los podrían juzgar.Debido a lo anterior, se crearía al interior de la Corte Suprema una sala de instrucción y otra para el juzgamiento de los aforados, y estarían conformadas por cinco magistrados cada una. Pero, como está actualmente el texto, esos magistrados los elegiría los presidentes del Consejo de Estado, de la Corte Constitucional y de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura.

' La sala jurisdiccional disciplinaria y los miembros de la Corte Constitucional son elegidos por el Congreso de terna conformado por el Presidente de la república y los otros magistrados de la Corte Constitucional los escoge el Congreso por terna conformada por la Corte Suprema y el Consejo de Estado, eso significa que con seguridad uno de los presidentes que elegirían a los magistrados de las salas de investigación y juzgamiento en primera instancia de los congresistas tendría pleno origen político partidista y no tiene buena presentación', añadió.

Igualmente, Zapata consideró que es un atentado a la independencia y a la autonomía judicial que se le den funciones jurisdiccionales a notario o abogados así sea de forma transitoria.

A pesar de la apreciaciones, el Ministro del Interior, dijo que el Gobierno no va a retirar la reforma, y reiteró su invitación a debatir a las Cortes.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.