Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co miércoles, 22 de abril de 2020

El proceso del negocio duró más de ocho meses y le representaría a EMP más de 1,5 millones de usuarios nuevos en el mercado

Detrás de la adjudicación de Electricaribe a Empresas Públicas de Medellín (EPM) estuvo la compañía legal Baker MacKenzie. Un negocio, que según señaló la prestadora de servicios, sería de los más relevantes que ha realizado el Gobierno Nacional en los últimos años.

La iniciativa de EPM le permitirá a la empresa alcanzar 1.5 millones de nuevos usuarios, lo que significaría una expansión en sus servicios a una población total de 19 millones de personas. Así como aumentar su participación en el mercado energético nacional 35%.

El trabajo de Baker McKenzie duró aproximadamente ocho meses, tiempo en que el Área de Práctica Fusiones y Adquisiciones, liderada por Andrés Crump, Socio Principal de la firma, la Asociada Senior, Natalia Ponce de León y la Asociada Middle, Juliana Tobón, asesoraron permanentemente al equipo de EPM.

La firma señala que contribuyó "en la realización de un ejercicio de debida diligencia de Electricaribe, en el acompañamiento a la presentación de los documentos de la oferta y en la revisión y negociación del contrato de compraventa de acciones y todos sus anexos".

“la compleja situación de Electricaribe, la decisión del Gobierno Nacional de dividir los activos de Electricaribe en dos compañías, así como la dificultad propia de un proceso de subasta, hicieron que fuese un proceso especialmente complejo”, señaló Andrés Crump, socio principal de Baker McKenzie. 

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.