Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla jueves, 29 de noviembre de 2018

El procurador afirmó que el principal problema del país es la desarticulación de las políticas públicas

En el desarrollo de la histórica audiencia de seguimiento al problema de desplazamiento forzado en Colombia, el procurador Fernando Carrillo dijo que los principales problemas del país se encuentran en la desarticulación institucional en el desarrollo de una política pública integral.

“Este es un problema que ha desbordado la capacidad institucional del Estado Colombiano. Creo que no hay nadie que sea capaz de decir lo contrario” dijo Carrillo durante su intervención en la jornada. También informó que se reunirá con Gloria Alonso, directora del Departamento Nacional de Planeación, para coordinar el desarrollo de las políticas estatales encaminadas a mitigar esta grave situación humanitaria.

Carrillo también hizo un llamado a la unión de los frentes políticos y a coordinar los esfuerzos de distintos organismos. “Debemos dejar atrás todo escenario de polarización y enfocarnos a implementar el acuerdo de paz que fue aprobado por esta Corte”. También dijo que “es importante que las víctimas sean el corazón de la política pública”.

El Procurador hizo un llamado a los ministerios y al Gobierno Duque. Dijo que el planteamiento debe ir más allá de implementar pie de fuerza en seguridad y presencia de las fuerzas militares, dijo que “hay ministerios que no están comprometidos en materias de ejecución” . Afirmó que “el principal problema que existe ante esta problemática es la desarticulación de las entidades encargadas de diseñas e implementar los programas”. También concluyó que la falta de caracterización de las víctimas y los programas desorganizados se han convertido en un karma para lograr una solución del problema.

 

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.