Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Julián Puentes Villanueva

martes, 1 de abril de 2014

La sociedad Cine Colombia S.A consiguió registrar en primera instancia, ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), su marca mixta Mega Sala Cineco a pesar de la oposición radicada por Cinemas de La República S.A.

Cine Colombia S.A, es una empresa que nació en Medellín en 1927 cuando varios empresarios antioqueños, decidieron formar una sociedad para construir salas de cine, además de comprar, alquilar y vender películas para exhibirlas, en 1968 llegó la primera sala de cine de la compañía a Bogotá inaugurada en el Teatro Embajador, igualmente fueron los encargados de abrir al público el primer autocine del país, en 1972.

En cuanto a Cinemas de La República S.A, es la compañía cinematográfica más grande de América Latina, con operaciones en 3.290 salas en 88 ciudades, inició en Ciudad de México en 1971 con la apertura del cine La Raza, luego de seguir por varios años en el mercado, solo es hasta 1994 que nace la marca Cinépolis

Una vez la marca solicitante radicó el oficio, dentro de los días hábiles Cinemas de La República S.A, presentó una oposición contra el intento del registro en el signo marcario, basándose en el argumento de la legitimación que tiene la sociedad para presentar este recurso, ya que presta servicios y productos contemplados en la clase 41 de la Clasificación Internacional Niza.

“Como consecuencia de esta concesión para registrar la marca Mega Sala Cineco, la compañía Cinemas de La República S.A se quedaría privada de usar expresiones iguales o similares que deberían estar en libre disposición de uso e identificación, para los servicios prestados en esta categoría”, resaltó Jaime Felipe Rubio abogado de Rubio Oramas Asociados.

Adicionalmente para que la oposición fuera fundada, la marca opositora se basó en los literales e) y f) del artículo 135 de la Decisión 486, para que de esta manera la SIC reconociera la existencia de todos los signos que han sido registrados integrando la partícula normativa y laudatoria “Mega”, y por tanto darles la razón en que ésta partícula constituye un elemento laudatorio, descriptivo y de uso común.

Por su parte la empresa Cine Colombia S.A dio respuesta a la solicitud de oposición instaurada, argumentando que dicho signo marcario no tenía en su momento registrada ante la Superindustria, ninguna marca que se asemejara siquiera lejanamente a la pedida a ser registrada por parte de la sociedad solicitante.

De igual manera agregó que “el legítimo interés alegado por la marca opositora lo fundamentó en el hecho de querer utilizar el día de mañana dichas expresiones, olvidando maliciosamente que tales expresiones ya pertenecen por registro anterior a terceros”, aseguró José Fernando Restrepo, apoderado de la sociedad Cine Colombia S.A.

Restrepo indicó que la marca solicitante no estaba vulnerando ningún derecho adquirido por la opositora

Finalmente, la solicitud de oposición fue declarada infundada, debido a que la SIC estimó que la marca solicitada era un conjunto marcario que combinaba de forma distintiva términos inapropiables, resultando un signo complejo y registrable.

De esta manera el fallo se resolvió a favor de Cine Colombia S.A concediéndole el registro de la marca mixta Mega Sala Cineco. ya que el despacho consideró que el signo no carecía de algún presupuesto esencial para acceder al registro y por tal razón tenía la vocación para establecerse en el mercado como signo distintivo de un empresario determinado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.