Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

jueves, 20 de julio de 2017

La norma crea reglamento para productos a base de plantas como coca, amapola o marihuana.

La Cadena Productiva Colombiana de Productos Naturales, Nutricionales y Homeopático (Fenat) informó que en septiembre o a más tardar en octubre, según se ha hablado con el Ministerio de Salud, saldrían los nuevos decretos reglamentarios a la Ley de Canabbis, aprobada por el Congreso de la República en 2016, la cual regula y reglamenta el uso de productos a base de cannabis, amapola y coca, entre otras plantas.
Fenat ha trabajado de la mano del Ministerio de Salud para que la normativa Reglamentaria a la Ley de Cannabis que expidió el Congreso, proteja la industria de Colombia y el acceso de los Colombianos a éstos avances medicinales.

Por ello la nueva norma que deroga el Decreto 2266 de 2004 sobre productos fitoterapéuticos y crea en nuevo Reglamento debe proteger los avances que se han tenido en las tres plantas (Cannabis, Amapola y Coca) pero igualmente a las más de 140 plantas medicinales aprobadas en listados oficiales que requieren igual tratamiento y atención reglamentaria y además también serían una solución a la sustitución de cultivos ilícitos en Colombia.

Los productos fitoterapéuticos son aquellos elaborados a partir de plantas medicinales y que tienen una acción terapéutica, como el castaño de indias, el diente de león, la ortiga, la caléndula, el arpagofito, la valeriana, el totumo, cannabis, coca, amapola, jengibre, boldo, limoncillo, entre otras.

“Confiamos en lograr con el Gobierno, de manera concertada con la industria, la verdadera reforma sustancial que necesitan los productos fitoterapéuticos en Colombia, para seguir generando alternativas a los pacientes, miles de empleos e ingresos económicos para el país”, aseguró Bibiana Bueno, directora de Fenat.

Cifras de Fenat indican que actualmente la industria fitoterapéutica genera más de 50 mil empleos directos e indirectos, con gran potencial de crecimiento, para seguir siendo y ser reconocida por el gobierno como una economía sostenible y de exportación.

"El Ministerio de Salud e Invima quisieron dar un paso adelante y actualizar la norma y eso lo celebramos. El decreto 2266 y sus reforma del 2006 eran obsoletas y esperamos llegar este año con una nueva norma que sustancialmente ayude a mejorar la reglamentación para este tipo de productos y mucho mas con el auge del tema de Cannabis para uso medicinal”, sentenció Bueno.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.