Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa martes, 1 de diciembre de 2015

Tras abordar ante 150 líderes mundiales la problemática en torno al cambio climático, el presidente Juan Manuel Santos advirtió desde París que la violencia también representa un alto costo ambiental; por lo que su Gobierno tocará puertas de cooperación para reparar una víctima silenciosa: el medio ambiente. 

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, habló con Colprensa en la capital francesa sobre los objetivos del fondo ‘Colombia Sostenible’. 

¿Cuál es el objetivo principal de la iniciativa? 
Esta es una idea que venimos trabajando en el BID con el presidente Santos desde hace algún tiempo y qué mejor que lanzarla en el marco de la COP21 en París. Lo que se busca es que en Colombia, el día que lleguemos a tener la paz, podamos tener la paz con la naturaleza también. 

En el país a causa de la guerra más de cinco millones de colombianos salieron del sur del país por el desplazamiento forzado. 

Aunque no acoge un porcentaje amplio de población, esa región concentra las mayores vulnerabilidades y también los mayores recursos naturales que tenemos. Es nuestro patrimonio como colombianos y de allí la importancia de conservarlo. 

¿Cómo se administrarán esos recursos? 
Lo que hemos querido con esto es crear un espacio mediante el cual se puedan movilizar recursos tanto del Gobierno Nacional como de la cooperación internacional, para empezar a crear todas las áreas protegidas, los programas de reforestación, de manejos inteligentes de lo que tiene que ver con el sector agrícola. En general para trabajar de forma sostenible y medible. 

Noruega, Reino Unido y Alemania ya hicieron un aporte inicial por US$100 millones. A esto se suman US$200 millones adicionales que dependerán en gran medida del cumplimiento y de resultados de esa lucha contra la deforestación. ¿Cómo se medirá? 

Son US$300 millones para limitar la deforestación a 90.000 hectáreas al año para 2018 y llegar a una deforestación nula en la Amazonía colombiana para 2020. 

Sin embargo, los recursos no llegarán si no se puede probar que efectivamente lo que se hizo aquí fue en última instancia reducir emisiones de gases de efecto invernadero. Colombia debe estar produciendo más o menos 150 millones de toneladas de CO2 y obviamente la meta que hay es reducirlas en un 20% de aquí a 2030. 

Con el crecimiento de la economía colombiana, es algo que se debe controlar. El ministro de ambiente ya anunció que se crearán todas las líneas de base y medición y eso es lo que marcará la diferencia con otros fondos de cooperación para el medio ambiente. 

¿De cuántos recursos dispondrá el fondo? 
Se proyecta que en los próximos 15 años alcance los US$2.500 millones, con financiamiento del Gobierno y de entes multilaterales. De esta cifra US$1.900 millones serán del Gobierno y el resto de aportantes externos. 

La idea es que los recursos que vengan de la comunidad internacional, los podamos ir anticipando de tal manera que la parte colombiana la podamos demorar un poco más para generar un costo eficiente. 

¿Qué aporta el BID concretamente a ‘Colombia Sostenible’? 
Lo que estamos haciendo es dando toda la validación a la estructura del fondo, la administración fiduciaria del mismo fondo como institución y ayudar a movilizar recursos de distintas entidades. Hemos invitado al Fondo Verde, por ejemplo, así como a distintos donantes entre países y organismos multilaterales. 

Todo esto bajo la búsqueda de ese balance que debe haber para que Colombia alcance la paz, pero en armonía con la naturaleza. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.