Sandra Castillo Martes, 23 de febrero de 2016

La legislación aplicable en materia de patentes, esto es la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina, contempla que una solicitud de patente debe incluir, entre otros, una descripción del invento que se desea patentar, un resumen y unas reivindicaciones.

¿Por qué es importante  la descripción de la invención?

Porque es la parte de la solicitud que contiene la información relevante de la invención para que pueda ser entendida y ejecutada por una persona normalmente versada en el área técnica correspondiente; por lo tanto, su papel es fundamental  en la  interpretación de las reivindicaciones.

De este modo, resulta relevante destacar que una adecuada redacción de la descripción podrá contribuir a entender de entrada cómo es que la invención cumple con los requisitos exigidos para determinar la procedencia de su protección mediante patente; esto es, novedad, nivel inventivo y aplicación industrial.

¿Qué deberá contener la descripción?

De manera general, tres aspectos fundamentales: información de lo que es conocido en el estado de la técnica al momento de desarrollar la invención; cuál es el avance que presenta o problema técnico resuelve y cómo lo soluciona, y exponiendo las diferencias y ventajas con respecto a lo ya conocido.

La descripción debe ser redactada en forma tal que permita un entendimiento claro de la invención, y para lograr este propósito es posible incluir ejemplos y dibujos que contribuyan a explicar la manera de ejecutarla.

¿Qué papel desempeña el resumen de la invención?

El resumen es una sinopsis muy concreta de la invención, en el cual se destaca qué es lo nuevo y qué aporta la invención al estado de la técnica; su papel es de gran importancia al ser un elemento casi que de obligada consulta en la búsqueda de antecedentes o anterioridades en el estado de la técnica.

¿Qué son las reivindicaciones y qué información deben contener?

Las reivindicaciones corresponden a información que contiene las características técnicas esenciales de la invención, y por ende, contienen la información que permitirá determinar el alcance de su protección; de allí que sean la parte más importante a considerar en la  redacción de una solicitud de patente.

La Decisión 486 establece que deben ser redactadas de manera clara y concisa, con pleno sustento en la descripción, pero no establece un límite en cuanto a qué número de reivindicaciones pueda contener una solicitud; sin embargo, lo importante a considerar es que se delimite de forma clara el ámbito de lo que se desea proteger, evitando incurrir en posibles vicios que afecten la patentabilidad de la invención, como sería el caso de la falta de unidad de materia, esto es, incluyendo varias invenciones que no compartan un único concepto inventivo.  

¿Por qué es tan importante la redacción de las reivindicaciones en la práctica?

Como se ha mencionado con anterioridad, las reivindicaciones son las que delimitan el alcance de la materia objeto de protección por la patente;  así, ellas permitirán a su titular determinar la posibilidad de entablar las acciones legales pertinentes que le permitan defender la exclusividad de su derecho, como sería ante una eventual infracción.