Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co lunes, 17 de junio de 2013

A pesar que la revista de El Espectador, enfocada al sector femenino, no ha podido ser registrada como marca en la Superintendencia de Industria y Comercio, el apoderado de Comunican S.A., Jesús María Méndez, explicó que seguirán utilizando el signo para La Revista de El Espectador para Ellas porque esto no constituye una violación a los derechos marcarios de la sociedad Produsca y de su marca ‘Ellas’, fundamento de la negación. Lo anterior según Méndez, porque El Espectador no lo usará a título de marca, sino como una indicación al segmento al que va dirigido.

Dicha revista ya está en circulación y sus publicaciones salen al mercado cada dos meses. “Ellas” presenta contenido de belleza, gastronomía, viajes, autos, entre otros.

Al principio, cuando Comunican radicó la solicitud, la sociedad Hachette Filipacchi Presse, presentó oposición con el fin de desvirtuar el registro marcario con fundamento en la supuesta similitud y confundibilidad del signo con sus marcas previamente registradas y notoriamente conocidas Elle. Al respecto, la compañía Comunican S.A., respondió que la marca opositora es débil y que las pruebas para demostrar la notoriedad fueron presentadas de manera extemporánea. De este modo, la Oficina de Signos Distintivos procedió a realizar el examen de registrabilidad, teniendo en cuenta todos los argumentos y las pruebas presentadas por las partes. Es así como aseguró que dichos signos no son susceptibles de generar confusión, sin embargo, encontró la marca “Ellas” previamente registrada para la clase 16 de la Clasificación Internacional Niza, a nombre de la compañía antioqueña Produsca. Dicha empresa se dedica a comercializar productos absorbentes para la protección femenina.

Ante el hecho, la Oficina de marcas optó por declarar infundada la oposición de Hachette Filipacchi Presse y de igual forma negar el registro de la marca solicitada por Comunican S.A.

No obstante, la compañía presentó recurso de apelación a través de Mónica Wolf Wasserman aclarando que la marca para la cual se solicita el registro solo busca identificar un segmento de mercado, indicando el origen empresarial del producto, “mal podría negarse La Revista de El Espectador para Ellas, en donde el vocablo ‘Ellas’ se debe entender como explicativo para el sector al cual va referido el producto”, agregó. Aclaró que la revista es una separata más que incorpora el diario El Espectador, cuyos contenidos van encaminados a un mercado específico, el cual es el sector femenino con temas de interés para este tipo de población.

De igual forma Hachette Filipacchi Presse presentó recurso de apelación por medio de su apoderada, Luz Helena Adarbe, buscando que se declarara fundada la oposición y por consiguiente conseguir la notoriedad del signo Elle. Posteriormente, Adarbe radicó una carta explicando que la sociedad había decidido desistir de la oposición. De esta manera, el superintendente delegado para la Propiedad Industrial de la Superindustria, resolvió aceptar el desistimiento de Hachette Filipacchi Presse, confirmar la decisión inicial y negar el registro marcario por su confundibilidad con el signo Ellas de Produsa. Comunican S.A, aseguró que no acudirá al Consejo de Estado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.