Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co Lunes, 14 de marzo de 2016

Precisamente, para designar un tipo de gel, la compañía solicitó el registro de la marca Complete Defense  en la categoría tres de la Clasificación Internacional de Niza. 

Su petición no recibió objeciones de ninguna otra empresa, pero sí fue obstaculizada por la Dirección de Signos Distintivos, pues declaró en  resolución que el signo es carente de distintividad, ya que no indica un origen empresarial específico y no contiene elementos adicionales que lo hagan único. 

Además, se argumenta que los consumidores siempre esperan que un producto cosmético o de aseo personal tenga propiedades de protección o defensa, por lo que esta expresión puede ser requerida para publicitar otras marcas, entonces su uso no puede ser exclusivo de Gillette. Basado en lo anterior,  la Superintendencia de Industria y Comercio determinó que el signo no debía ser aprobado. 

Álvaro Correa, apoderado de la compañía, apeló esta decisión afirmando que Complete Defense se pretendía como marca evocativa, pues “el consumidor debe primero hacer un esfuerzo mental para establecer una relación directa entre los productos como cremas, geles, lociones y espumas para afeitar”.

Asimismo, aseguró que al ser palabras en otro idioma deben tomarse como expresiones fantasiosas, pues la totalidad de los consumidores no conoce lo que traduce. 

Cuando el caso pasó al Superintendente Delegado, se estableció que si bien la marca logra ser distintiva, pues en efecto, es evocativa, luego de profundizar el análisis, la Delegatura encontró que el signo Olay Complete Defense existía en el mercado.

Esta marca fue la piedra en el zapato para The Gillette Company, pues presenta grandes similitudes en los aspectos fonético, conceptual y visual. A esto se suma que la marca registra jabones y entra en la categoría de higiene y aseo personal, por lo que guarda relación directa con los productos que comercializa Gillette. 

Al considerar estos factores, la Superindustria falló en contra de la solicitante, pues determinó que Complete Defense es irregistrable.

Para Hasbleidy Calvo, gerente Legal de B&R Latin America IP LLC, la decisión fue errada, pues  “a pesar que el signo se reproduce en otro idioma, las palabras no se asocian directa ni indirectamente con los productos que se pretendían distinguir”.  Además, la experta afirmó que el signo era totalmente apto. 

De otro lado, Tatiana Carrillo, socia de la firma Lloreda & Camacho, dijo que “existe la posibilidad de registrar expresiones que siendo individualmente consideradas de uso común, al unirlas conformen marcas que se pueden registrar”. 

Así mismo, Carrillo enfatizó en que para la aprobación de un signo de este tipo, no debe haber antecedentes de la existencia de una marca similar, como en este caso.

Historia
En 1910 King Camp Gillette se le ocurrió crear cuchillas para afeitar delgadas y desechables. Desde ese momento comenzó la trayectoria de Gillette, según  reseña su página web. En 1967, la compañía adquirió Braun, una empresa dedicada a la fabricación de electrodomésticos.  Luego, en 1984 compró Oral- B Laboratorios y en 1996 negoció la adquisición de  la fabricante de baterías alcalinas Duracell. Finalmente, en 2005, The Gillette Company fue adquirida por Procter & Gamble  (P&G).

Hasbleidy Calvo
Gerente Legal de B&R Latin America

“A pesar de que el signo se reproduce en otro idioma, las palabras no se asocian directa ni indirectamente con los productos que se pretendían distinguir. Como tal, el signo cumplía los requisitos a concesión”.