Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co Martes, 30 de septiembre de 2014

Los retrasos en trámites de patentes serán historia patria. Esto fue lo que consideró la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), cuando decidió que por cada día de retraso en el trámite, se compensará a los creadores con el mismo tiempo de protección, la idea es evitar que los requisitos y la revisión se vuelvan un obstáculo.

La ministra de Comercio Industria y Turismo, Cecilia Álvarez Correa, explicó que según lo contemplado en el Decreto 1873 del 29 de septiembre de 2014, un retraso irrazonable en la concesión “se presentaría cuando la decisión se expida en un tiempo superior a cinco años contados a partir de la presentación de la solicitud o tres años desde el momento en que se pide el examen”.

Eso sí, la norma es clara en afirmar que esta restauración no exime a los solicitantes “del pago de las tasas de mantenimiento a que haya lugar una vez otorgada la patente”.

Actualmente, la solicitud de patente de invención tiene un costo de $515.000 y el examen de patentabilidad está en $546.000.

Las cifras de autorización de patentes ha crecido a buen ritmo. De acuerdo con la información de la SIC, entre 2010 y 2013 se solicitaron 2.451 patentes y fueron otorgadas 1.427, es decir 58% de los trámites concluyeron con éxito.

El superintendente Pablo Felipe Robledo sostuvo que los tiempos de aprobación se han venido disminuyendo en el país pasando desde 63 meses, ó 5 años, para obtener la protección a dos años (24 meses).

La medida que agilizó el proceso, aclaró Óscar Lizarazo, docente de derecho de la Universidad Nacional, responde a una obligación del tratado de libre comercio con Estados Unidos, pero se “echa de menos una definición de productos farmacéuticos, para dar mayor seguridad jurídica y lograr equilibrio entre estimular las invenciones y promover la competencia en el sector de salud”. Además, dijo, debería incluir procedimientos farmacéuticos y medicamentos biotecnológicos. Esto es compatible con la finalidad del protocolo modificatorio del TLC que tuvo como fin, lograr medidas de propiedad intelectual más balanceadas, que tuvieran en cuenta el sector salud dada su trascendencia.“Lo importante es que esta medida de agilidad, no se convierta en algo riesgoso para conceder las patentes sin la debida calidad”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.