Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co Jueves, 11 de diciembre de 2014

 Dicen el trío de escritores que incluso si los profesionales en educación diseñan extraordinarios programas con excelente contenido y los instructores transmiten el material de manera atractiva y agradable, dichos programas desafortunadamente podrían no ser relevantes a las operaciones cotidianas reales. 

Argumentan en a guía práctica que podrían no tener objetivos sólidos de negocios, aunque sí de aprendizaje. 

Es posible que esas iniciativas no logren lo que desean los gerentes ni hagan que el negocio crezca. Wick,  Pollock, Jefferson y Flanagan explican cómo los encargados de la educación y los departamentos de capacitación pueden usar el enfoque de las “seis disciplinas” o “6D” para aumentar la eficacia y lograr un impacto en los programas de capacitación y desarrollo. Escribieron un buen libro, algunos dicen que un poco aburrido, pero detallado,  que describe un programa de alta calidad. Los autores repiten, con demasiada frecuencia, que el verdadero beneficio de la capacitación se obtiene de su aplicación práctica. 

¿Quién debe leerlo?
GetAbstract recomienda este libro a los empresarios que proporcionan, compran o se benefician de la capacitación y el desarrollo corporativo.

¿Qué aprederá?
Después de leer el libro sabrá cuáles son las seis disciplinas que deben cumplir los programas eficaces de capacitación y desarrollo. También sabrá cómo cumplir con esos requisitos.

Sobre los autores
Calhoun Wick es el director ejecutivo de Fort Hill, una reconocida consultora en la que Roy Pollock, es director ejecutivo de educación. Andrew Jefferson trabaja como presidente y director ejecutivo de operaciones, y Richard Flanagan es vicepresidente sénior de la misma organización.