Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co Sábado, 20 de abril de 2013

América Latina, en especial México y Colombia, se está convirtiendo en el destino preferido de prestigiosas y grandes firmas de abogados de Europa, que han visto en esta región un mercado atractivo ante la crisis que golpea a sus países.

En efecto, los motivos para que se dé este traslado, pasan por la difícil situación económica europea, el buen momento de la economía latina y, en el caso colombiano, la entrada en vigencia de los TLC.

De acuerdo con la Embajada de España, “en los últimos años, varias firmas de abogados de esa nación se están estableciendo en Colombia en una apuesta clara por el dinamismo del mercado local”. Eso puede ser corroborado al ver cuántos bufetes de abogados están registrados en las cámaras de comercio entre Colombia y algunos países europeos.

Según la Cámara de Comercio hispano-colombiana, actualmente hay 44 firmas registradas en el área de servicios jurídicos. Además de esas empresas, que son las que aparecen en la Cámara de Comercio hispano colombiana, hay numerosos casos de compañías de abogados españolas que están entrando al mercado colombiano mediante las alianzas con empresas locales.

Ese es el caso de bufetes como Cialt, que está asociado con Corporate y Taxplanning S.A.S, de la firma Ramón Hermosilla y Gutiérrez de la Rosa, que tiene como aliado a Moncada Abogados, o de Tuero Sánchez, que hizo un acuerdo con CFCardona. Adicionalmente, en la Cámara de Industria y Comercio colombo-alemana hay 10 compañías dedicadas a los servicios legales, en Cámara colombo-británica hay registradas 13 de estas empresas, y en la Cámara colombo-francesa existen 14.

La Embajada de España señaló que hay dos causas para que las firmas ibéricas estén entrando al mercado colombiano.

“Por una parte, los despachos de abogados vienen en un proceso de acompañamiento a los inversionistas españoles de todos los sectores atraídos por las buenas perspectivas económicas de Colombia. Por otra parte, el crecimiento de esta economía y sobre todo la apuesta del país por el desarrollo de infraestructuras y por las alianzas público privadas, requiere de firmas con experiencia en la estructuración de proyectos y en APPs. Claramente los despachos de abogados españoles han desarrollado una gran experiencia en estos temas altamente demandados actualmente en el país”, dice la Embajada.

Además del buen momento de la economía colombiana, el diario Expansión afirma que la crisis en España ha empujado a más de una firma de abogados hacia Latinoamérica.

“La mala situación laboral que atraviesa España y la internacionalización de las operaciones está provocando que muchos letrados de nuestro país busquen suerte en otros mercados más boyantes”, señala el diario.

Según la publicación, los destinos favoritos para los abogados españoles son Colombia, México, Brasil y Perú, aunque también destaca los mercados laborales de Asia y el Reino Unido.

Para el socio director de Tuero Sánchez y Asociados, José Antonio Tuero, la crisis económica sirvió para acelerar los procesos de internacionalización de las firmas de abogados. “La crisis ha evidenciado lo que algunos sabíamos hace tiempo, y es que nos encontramos en un mundo globalizado y hay que dar una respuesta global. La posibilidad de ampliar nuestro espectro de servicios en Hispanoamérica era una idea recurrente desde hace años. La crisis ha sido el catalizador para que los despachos den el paso a la internacionalización, pues es un elemento diferenciador imprescindible”, agrega.

Por su parte, la socia española de la firma Moncada Abogados Ontier, María de Jesús Dehesa, señaló que si bien la crisis no había sido el motivo de la internacionalización de la firma, sí influyó en el proceso.

“No fue una decisión motivada por las dificultades, ya que la vocación internacional del despacho español RHGR Ontier ha existido desde el mismo nacimiento de la firma. La crisis económica que atraviesa España ha sido, sin duda, un catalizador. Pero nuestros clientes demandaban que les acompañásemos en sus propios procesos de internacionalización y que estuviésemos allí donde ellos nos necesitaban, desde mucho antes del inicio de la actual crisis”, puntualizó.

La manera favorita de las firmas españolas para entrar a Colombia es la asociación con bufetes colombianos.

“Me gustaría destacar la excelente colaboración existente entre los bufetes españoles y los colombianos que además no es nueva sino que viene produciéndose hace años. De hecho, la mayoría de despachos españoles que operan en Colombia lo hacen en colaboración con bufetes de este país”, señaló la Embajada de España. Un ejemplo de esa colaboración es el de las firmas Cialt y Corporate y Taxplanning S.A.S, que llevan 3 años trabajando juntas.

Según Sergio Viveros, socio de la firma colombiana, la asociación con el bufete español, especialista en derecho tributario, ha llevado más clientes a su empresa. “Cialt nos manda sus clientes en España y nosotros los ayudamos para que ellos puedan realizar sus negocios en Colombia”.

Además, Viveros advirtió que las firmas de abogados tienen la limitante de que muchos de los conocimientos de sus empleados solo pueden ser aplicados en los lugares en que estudiaron, y que por eso puede resultar conveniente que consigan socios en los países en los que se expanden. Por su parte, Dehesa aseguró que “es imposible asesorar jurídicamente a nuestros clientes, con la calidad que demandan y merecen, sin contar con la experiencia y el conocimiento de este país que tienen nuestros socios, Moncada Abogados y el Dr. Álvaro Barrero”.

Finalmente, el presidente del Comité Ejecutivo de la Abogacía colombiana, Jairo Céspedes, señaló que se ha visto ese incremento de abogados extranjeros en el país a causa de los TLC. “Con ocasión de la entrada en vigencia de los TLC, hay muchos abogados, especialmente españoles y estadounidenses, homologando sus títulos para poder ejercer acá”.

La experiencia española en Colombia
Para María de Jesús Dehesa, socia española de la firma Moncada Abogados Ontier, “la experiencia, tanto personal como profesional, está siendo satisfactoria. Lógicamente ha exigido y seguirá exigiendo un esfuerzo de aprendizaje y de adaptación por mi parte porque el mercado es diferente, las costumbres son también distintas y por supuesto la legislación e incluso el lenguaje jurídico es singular”. Por su parte, José Antonio Tuero, socio director de Tuero Sánchez & Asociados indicó que se siente a gusto por haber elegido a Colombia. “En mi último viaje a Colombia pude comprobar que la elección del país no ha podido ser más acertada debido a su situación institucional, geográfica y económica, no solo en relación con su presente, sino también a su futuro, que sin duda es esperanzador”.

Las opiniones

José Antonio Tuero
Socio director de Tuero Sánchez & Asociados

j.a.tuero@tuerosanchezyasociados.com
“La crisis ha evidenciado lo que algunos sabíamos hace tiempo, y es que nos encontramos en un mundo globalizado y hay que dar una respuesta global. La elección de Colombia no ha podido ser más acertada, debido a su situación institucional, geográfica y económica, no solo en relación a su presente”.

María de Jesús Dehesa
Moncada Abogados Ontier

mjdehesa@moncada-ontier.com.co
“No fue una decisión motivada por la crisis económica, ya que la vocación internacional de nuestro despacho ha existido desde su nacimiento. La crisis económica que atraviesa España ha sido, sin duda, un catalizador. Pero nuestros clientes demandaban que los acompañáramos en sus procesos de internacionalización”.

Jairo Céspedes
Presidente del Comité Ejecutivo de la Abogacía Colombiana

“Dada la globalización, los abogados tienen que poder ejercer en cualquier lado. Con ocasión de la entrada en vigencia de los TLC, hay muchos juristas, especialmente españoles y estadounidenses, haciendo trámites de homologación de títulos para poder ejercer el derecho en acá Colombia”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.